El encuentro tuvo lugar ayer, 20 de octubre, en la Piazza del Campidoglio, con líderes religiosos de todo el mundo, en presencia del Presidente Mattarella. El evento "Nadie se salva a sí mismo. Fraternidad y Paz", el 34º encuentro internacional promovido por la Comunidad de Sant'Egidio en el "espíritu de Asís", que ha reunido a los líderes de las diferentes religiones y a los representantes de las instituciones en una "Oración por la Paz", un momento solemne de reflexión y de encuentro, que pretende ser un mensaje de esperanza para el futuro.

En la ceremonia final intervinieron el Presidente de la República, Sergio Mattarella, el fundador de la Comunidad de Sant'Egidio, Andrea Riccardi y, con un mensaje de vídeo, la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen.

Tras los discursos del Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, el Gran Rabino de Francia, Haïm Korsia, el Secretario General del Comité Superior de la Fraternidad Humana para el Islam, Mohamed Abdelsalam Abdellatif, el budista Shoten Minegishi y, para terminar, el Papa Francisco.

En un momento difícil de la historia, debido a la pandemia pero también a las viejas y nuevas guerras en curso, como la que dura desde hace diez años en Siria o la última en Nagorno-Karabaj, desde el corazón de Europa se ofrecerá al mundo un momento solemne de reflexión, de oración y de encuentro, un mensaje de esperanza para el futuro en nombre del bien mayor, que es el de la 
Paz.