Un poco de historia para conocer como nace este día tan especial.


El segundo domingo de mayo se celebra en Italia y en muchas partes del mundo, el día de las madres, a excepción de algunos países que lo celebran en fechas diferentes como por ejemplo tenemos que Argentina lo celebra el tercer domingo de octubre, Nicaragua lo celebra el 30 de Mayo y Panamá el 8 de diciembre. No obstante, pese a la diversidad de fechas el común denominador sigue siendo la celebración en honor a las madres .



El homenaje  a las madres data desde hace miles de años en la antigua Grecia en donde los ciudadanos rendían tributo a la diosa Rea, madre de Zeus y Poseidón. Por su parte, los romanos en el antiguo imperio honraban a la diosa Cibeles como la reencarnación de Rea y le asociaban con la fertilidad.




Con el pasar del tiempo el cristianismo transformó dicha fiesta pagana en una celebración en honor a la Virgen María.

Ya en España, en el año 1939,  se estableció el 8 de diciembre como el Día de la Inmaculada Concepción, como el Día de la Madre.


El mes de mayo es el mes de la Virgen María, de forma que la tradición católica cuenta con varias tradiciones y celebraciones. Finalmente la Iglesia decidió trasladar la festividad al primer domingo de mayo para así recuperar el verdadero carácter religioso del 8 de diciembre.

La historia en Estados Unidos


En Estados Unidos el Día de la Madre nada tiene que ver con la religión, sino con la paz y los derechos de la mujer. Julia Ward Howe, poeta y activista, organizó varias manifestaciones en el año 1865 para rendir homenaje a las madres de familia que habían sido víctimas de la Guerra de Secesión. La iniciativa fue impulsada por Ann Jarvis, que murió el 12 de mayo de 1905.

Finalmente en el año 1914 Woodrow Wilson decidió reconocer de forma oficial el segundo domingo de mayo como Día de la Madre.