Sociedad

APP de seguimiento/Parlamento Europeo

.

6/12/2020 8:55:37 PM



ES NECESARIO PRESERVAR LA PRIVACIDAD

Es necesario garantizar la protección de la privacidad de los ciudadanos cuando se utilizan las nuevas aplicaciones para teléfonos inteligentes diseñadas para gestionar la propagación de la pandemia. Esta es la opinión de los eurodiputados que se reunieron ayer en un debate plenario en el Parlamento Europeo.

Los eurodiputados han observado que, junto con otras medidas relacionadas con COVID-19, tales como distanciamiento social, máscaras y pruebas, las aplicaciones de contacto con personas pueden ayudar a controlar la propagación de la pandemia. Sin embargo, la mayoría del parlamento intervino para enfatizar que la seguridad y la privacidad de los datos personales de los ciudadanos deben garantizarse a la hora de usar estas aplicaciones. La mayoría de los países de la UE ya han lanzado o tienen la intención de lanzar una aplicación de rastreo móvil para rastrear a las personas infectadas o en riesgo de contraer el virus.

Los eurodiputados también destacaron que estas aplicaciones deben ser verdaderamente voluntarias, no discriminatorias y transparentes. El uso de la aplicación debe limitarse estrictamente al seguimiento de contactos y los datos deben eliminarse tan pronto como la situación lo permita. Además, también destacaron la necesidad de un enfoque coordinado en el desarrollo y uso de aplicaciones para asegurar su interoperabilidad transfronteriza.
El comisionado Didier Reynders y la secretaria de Estado croata Nikolina Brnjac compartieron las opiniones de los eurodiputados sobre la necesidad de garantizar que los ciudadanos puedan confiar en la seguridad de las aplicaciones.

Reynders respondió a las preocupaciones de los eurodiputados señalando que las autoridades nacionales trabajarán con las autoridades de protección de datos de la UE para garantizar que las aplicaciones de seguimiento cumplan con las leyes de privacidad y protección de datos de la UE. También hizo hincapié en que la Comisión se esfuerza por garantizar un enfoque común entre los países de la UE para que las aplicaciones sean interoperables.