A pesar de que, a la fecha, el INEC no ha facilitado muchas cifras para poder medir la economía adecuadamente, contamos con cierta data que nos permitirá inferir, calcular y analizar como estamos en este momento, y poder hacer un pronóstico de como cerraremos el 2020 y un primer intento de como vemos el 2021.

Es importante el recordar como cerramos el 2019, con un crecimiento del PIB del 3%, un desempleo del 7.1%, una inflación de -0.8%, un IDE de US$4,800 millones, un deuda de US$28,000 y una razón deuda PIB de 39%, un déficit fiscal del gobierno central de 3.85% , cifras que a pesar que se vienen deteriorando, especialmente en los últimos cinco años, todavía nos mantienen como un país próspero, no solo en la región, sino en el mundo.

Panamá necesita crecer a un ritmo del 5% anual en el PIB, mantener una inflación no mayor del 1% y un desempleo del 5%, para que se vea un mejoramiento en las condiciones de vida de sus habitantes. Mantenemos el PIB/cápita más alto de Latinoamérica, pero al mismo tiempo tenemos el salario mínimo más alto de la región. Nuestro IDE es el sexto más alto de Latinoamérica en el 2019 y el IDE/cápita más alto de la región. Y como cereza al pastel, somos uno de los 27 países del mundo con grado de inversión, lo que nos permite acceder a los mercados internacionales con intereses realmente bajos.

Pero la pandemia nos ha cambiado la cara (no sólo a Panamá, sino al mundo entero). La única buena noticia, dentro de lo malo de una pandemia que nos mantuvo en la cuarentena mas exigente de la región, es que nuestra inflación al mes de abril es de -2.4%, y pronosticamos que la misma sea de -2% al finalizar el 2020. Esto no quiere decir que todo esté barato, por el contrario, los supermercados se aprovecharon de la situación durante la cuarentena, ya que no teníamos otras opciones, pero esto se debe corregir con la apertura económica a partir del mes de septiembre.

Me preocupa la falta de información en el desempleo, la última información fidedigna es la del Censo de Agosto del 2019, con un desempleo del 7.1%. Si se hubiera hecho una encuesta en Marzo 2020, yo calculo que el desempleo debería haber estado bien cerca a esa misma cifra. Pero a partir de la fecha paso algo inusual. El gobierno nos envió a una cuarentena total, y para “proteger” empleos aprobó la suspensión temporal de contratos.

El pico de la suspensión de contratos es de unos 300,000 trabajadores, que sumados a los 592,000 independientes hacen que en el peor momento de la cuarentena tuvimos un total de 1,000,000 desempleados, alrededor de un 50% desempleo. Con las aperturas, hemos recuperado alrededor de 75,000 contratos suspendidos, y el 50% de los independientes informales, lo cual nos debe poner en 31%, y que debe terminar en un 20% para el final del 2020.

Ahora veamos nuestros sectores más importantes de la economía, para poder pronosticar nuestro PIB. Recordemos que el PIB de Panamá crece, principalmente, por 5 sectores de la economía: Construcción e Inmobiliarias, Transporte, Intermediación Financiera, Comercio y Manufactura. El INEC nos provee de cifras para el primer trimestre del 2020, con un crecimiento anual del 0.3%, donde la minería, la agricultura, el transporte eran los sectores que más crecieron en el primer trimestre del 2020 contra el 2019, y entre los que más decrecieron estuvo la construcción, los hoteles y restaurantes y la pesca.

El comportamiento de los sectores a través de los meses, medido por alguna de sus actividades no fue del todo bueno. Veamos el Sector Transporte. El Canal de Panama reflejó, al mes de agosto, un decrecimiento del 7% en el número de tránsitos totales, mientras que el monto de los peajes se mantuvo igual que el mismo periodo del año anterior. Esto último es el resultado de que las tránsitos de buques Panamax se están remplazando por buques NeoPanamax, que son mas grandes y pagan más peajes.

Mientras que la actividad del transporte aéreo se murió desde marzo hasta el mes de octubre, el transporte marítimo no paro, ya que se creció en el tonelaje métrico en los mismos con un crecimiento de un 11%, y de un 9% en el numero de TEU, ambos al mes de agosto. El transporte terrestre fue el que se mantuvo andando, abasteciendo al país durante la cuarentena, y que también se beneficia por el cierre del ferrocarril en Agosto por el choque de un buque contra el puente de Gamboa.

La construcción se vio bien afectada desde la cuarentena, y casi todos su empleados fueron puestos en suspensión de contratos. Al ser activada la construcción, los empleos se han reactivado poco a poco, y ya se ve algo de movimiento en el sector, que emplea más de 100,000 personas directa e indirectamente. A la fecha, vimos un decrecimiento, al mes de agosto del 60% en el moto de permisos de construcción otorgados, de 75% en la producción de concreto, y de 60% de cemento gris. Con la reactivación del sector, veremos reducción de desempleo y aumento de la actividad.

Lo que me preocupa más es la actividad de bienes raíces, especialmente ya que veníamos viendo desde antes de la pandemia, y durante los 5 años del gobierno Varela, un aumento de los locales, oficinas y viviendas en alquiler, cosa que se acentuó mas durante la cuarentena. Hicimos un recorrido por Vía España, Vía Brasil, Vía Argentina, Vía Porras, Vía Israel, Avenida Balboa y Calle 50, y nuestra apreciación es que el 50% de los locales comerciales en planta baja están en alquiler o venta, el otro 50% mantiene algún tipo de comercio vigente. Pero de estos comercios, el 50% ya está funcionando, mientras que el otro 50% aún no ha abierto. Y del 50% en alquiler o venta, un 10% ya se encuentra con algún tipo de trabajo de remodelación.

Otro sector preocupante es el comercio. Este depende muchísimo de la demanda, y con un alto desempleo vemos difícil que se recupere tan rápido. Los comercios no se adaptaron tan rápido al tema del comercio electrónico, su sistema de picking, despacho y delivery colapsó en la mayoría de lo que lo intentaron, y no creo que lo puedan hacer tan rápidamente sin ayuda profesional. El ITBMS esta un 34% abajo con respecto al mismo periodo a agosto del 2019, y el movimiento de la Zona Libre de Colón está abajo un 29% contra el mes de julio del 2019. Este sector emplea alrededor de 325,000 directamente, y la baja en el desempleo va a depender en mucho, en el recobro de este sector de la economía.

La manufactura es un sector que me ha complacido en su actividad hasta el mes de agosto. La producción esta solo un 13% abajo con respecto al mes de agosto del 2019, y debemos recordar que las bebidas alcohólicas, sufrieron de una ley seca prolongada donde no se produjo ni vendió nada por unos 3/4 meses. Por lo anterior, este sector debe tener un excelente repunte para el final del año, al eliminarse la ley seca.

El sector de intermediación financiera tiene un comportamiento relativamente bueno, por el momento. Sin embargo, es a mediano plazo que podemos ver si el sector va a sufrir o no. Al mes de agosto, los activos crecieron un 7.6%, mientras que los prestamos cayeron un 2.1% (no creo que existan préstamos nuevos, por lo menos hasta el momento, sino restructuraciones y cancelaciones), los depósitos crecen un 7.1% y el patrimonio decrece 2.6% (principalmente por reservas sobre cuentas malas). Si la banca restructura los préstamos de una forma adecuada, podrá asegurarse que la mayoría de sus clientes puedan pagar sus deudas, de no hacerlo, vemos problemas para la banca.

El Mercado de Valores ha decrecido un 1%, ya que se han venido haciendo restructuraciones de deudas, para que los emisores puedan cumplir cabalmente con sus obligaciones. En el Mercado de Seguros, tenemos un decrecimiento de tan sólo un 4% en las primas pagadas. El sector de intermediación financiera, tienen un futuro cercano bueno, pero su futuro a mediano plazo requiere de restructuraciones en masa para poder recobrar su capital en los prestamos (bancos y no bancos).

¿Como puede ser el futuro de nuestra economía? El Sector Construcción e Inmobiliarias seguirá golpeado hasta el final del 2020 y 2021, sin embargo, puede recuperarse. Su recuperación dependerá de la economía de los compradores y alquiladores. Oportunidades en viviendas de menos de US$180,000, y muy especialmente las viviendas de menos de US$70,000. El segmento de locales comerciales y oficinas, especialmente en Malls y áreas como Bellas Vista, San Francisco y Costa del Este, va a estar con exceso de oferta. Si el desempleo baja, el sector podrá salir del letargo.

El Hub de las Américas se reactivará a mediados de Octubre, pero el cierre del 2020 será catastrófico para el transporte aéreo. 2021 podrá ser mucho mejor. El transporte terrestre seguirá su rumbo normal, fue uno de los pocos que no paró en la cuarentena y que luego se benefició adicionalmente con la interrupción del transporte por el ferrocarril. Los puertos seguirán su crecimiento, pero, aun así, hay que mejorar para competir internacionalmente. El Canal, a pesar de que estará abajo en tránsitos, podrá beneficiarse del swap de tránsitos de buques Panamax a NeoPanamax, lo que hace que los peajes no bajen y hasta puedan incrementar. Aun así, necesitamos que el comercio internacional se recobre.

El sector comercio va a continuar afectado por el 2020 y 2021. Su recobro dependerá del tamaño del desempleo en Panamá. Tenemos que ver un mayor esfuerzo de la venta por comercio electrónico - website/app y delivery (esto llegó para quedarse). La tendencia del sector será la de más tiendas virtuales. ZLC tiene que reinventarse. El modelo se quedó atrás, pero nuestra posición geográfica es envidiable y hay que hacer cosas nuevas. Hay que buscar a los grandes del comercio – Amazon, Alibaba, JD para que se establezcan en Panama y operen Latinoamérica desde aquí – con aeropuerto de Colon incluido.

El 2020 lo van a terminar bien el sector de intermediación financiera. Sin embargo, esto puede ser medio cosmético por el tema de la moratoria. El efecto real lo veremos en el 2021, cuando ya no exista la moratoria. Si la banca no reacciona y no restructura a sus clientes antes que esto ocurra, difícilmente podremos ver un buen 2021 para el sector bancario. Otra opción adicional que tienen los bancos: Ahorros en gastos (que ya los estamos viendo, pero que no querían hacer antes de la pandemia) – cierre de sucursales, fusiones, & Fintech. Lo mismo puede ocurrir con el mercado de valores, hasta cierto punto, ya que este es un mercado mas especializado, y sus opciones pueden tomar otro rumbo menos traumático. El mercado de seguros puede terminar tablas en el 2020, y navegar para un crecimiento en el 2021.

El sector turismo - Hoteles y Restaurantes - podrá recuperarse de acuerdo con el movimiento de turismo internacional. 2020 será un año para turismo interno, y el 2021 deberá hacer lo imposible para que la temporada alta de Enero a Abril sea buena – local e internacional. Esperamos ofertas para turismo interno y buenos precios en los restaurantes y hoteles sobrevivientes. La Asociación de restaurantes prevé un 30% de restaurantes cerrados y un 25% de los hoteles sin abrir para 2020. La minería se reactivará en un 100% para el último trimestre de 2020. El agro seguirá creciendo, pero aún así no llegará al 3% del PIB para el final del 2020 y a lo mejor lo haga para el 2021.

El en tema del Balance Fiscal, el MEF no ha hecho nada para controlar el gasto corriente. Todos sus “esfuerzos” los ha volcado a contener la Inversión Pública. Aun así, el decrecimiento del PIB tiene un peso importante en el aumento de la razón Déficit/PIB. Lamentablemente el presupuesto del 2021 parece hecho como un Business as Usual, en vez de poner freno a muchos gastos corrientes y que el déficit pueda entrar en cintura

¿Como terminaremos el 2020? Pronósticos para el 2020 no son alentadores, pero tampoco tan malos para Panamá, dada las circunstancias. Muchas entidades/organismos internacionales nos ponen un decrecimiento del PIB entre -4% a -8%. Mi pronóstico de decrecimiento del PIB es entre -10% a -15%. Inflación se estima de -2%, el desempleo entre el 10% a 15%, la Inversión Directa Extranjera de US$3,000 millones, un decrecimiento de 30% con respecto al 2019, razón Deuda/PIB de 58%, y un Déficit Fiscal de menos del 10%.

¿Por qué nos vamos a recuperar en el 2021? Los fundamentos de nuestra economía se mantienen: economía basada en el US$, posición geográfica, el Canal está funcionando bastante bien, y facturando, seguimos con nuestros enclaves – ZLC, PP, Ciudad del Saber, SEM, y ahora EMMA, inflación baja, inmigración – pandemia cambio la forma de pensar de la gente, y todavía nos siguen considerando como un destino para los retirados/jubilados, turismo y para compra de bienes raíces.

¿Por qué no podremos recuperarnos tan rápido? Idiosincrasia local negativista, irresponsabilidad fiscal del gobierno actual, corrupción en el estado, falta de justicia, depender del desarrollo internacional para el Canal y el HUB de las Américas y el Turismo, desempleo en dos cifras y la reacción de la banca.

Y, ¿cómo terminaremos el 2021? Con un crecimiento del PIB de entre 4% a 5%, una inflación de menos del 1%, un desempleo en 7%, un IDE del 9% del PIB, una razón Deuda/PIB en 50% y un Déficit Fiscal del 4%. Debemos recordarle al gobierno, que la economía la mueve la empresa privada y no el gobierno, y si promueven la inversión privada podremos llegar a estas métricas con mucha facilidad.