Opinión

¿Por qué nos recuperamos rápido?

En Panamá pensamos que tenemos el peor país del mundo, mientras que los extranjeros nos ven como el tesoro mejor guardado.

Mike Magallon

8/13/2020 12:23:00 PM

Los panameños somos negativos, en su inmensa mayoría. No sabemos como decir que algunas cosas las hacemos bien, no pensamos fuera de la caja, mantenemos un rencor hasta innecesario por las cosas, y como todos somos jueces, abogados, doctores y hasta técnicos de fútbol, siempre andamos criticando todo, y siempre decimos que no hay justicia.

Nos la pasamos hablando de corrupción y de corruptos, pero nadie presenta pruebas.Y, de nuevo, no tomen mis escritos fuera de contexto. Yo no estoy diciendo que aquí no hay corrupción, ni corruptos, y que la justicia funciona al 100% (pero hemos mejorado muchísimo, ya que en los últimos 10 años, he visto más políticos ir a tribunales y hasta quedar presos, que en mis primeros 48 años de vida juntos). Hay mucho que mejorar en Panama, y es bueno que busquemos la mejora continua, pero para que esto realmente tome efecto, TODOS tenemos que poner nuestro grano de arena (y que no es precisamente solo hablando hierba en las redes sociales, sino que tenemos que tomar acciones).

Dicho lo anterior, voy a hacer lo que me gusta, y es ¡ver el vaso medio lleno! Cuando el gobierno entienda que tenemos que volver a trabajar lo más rápido posible (con todos los protocolos de bioseguridad apropiados, con más gente en teletrabajo, con mucho cuidado cumpliendo con la máscara, el distanciamiento y las lavadas de mano) es que el país podrá empezar a retomar su camino, cambiar el decrecimiento del PIB, subir el empleo, y crear riqueza para todos. 

Muchos panameños creen que Panamá está acabado. Nada más fuera de la realidad, ya que mantenemos las mismas ventajas que teníamos antes de la pandemia, el tema aquí es que nos tomará algo de tiempo el poder retomar la marcha que teníamos. Cuánto tiempo nos tome, es la pregunta del momento, y va a estar relacionado en cuanto tiempo podamos poner a andar la economía. Pero es evidente que nuestro país podrá retornar a sus pilares de la economía, a saber:

  • US$ - Probablemente el componente mas importante de nuestra economía, pero al cual no le damos la importancia que tiene desde 1904. Es que Panamá sin el US$ no seria lo que es hoy, y muy probablemente tendríamos los mismos problemas estructurales de las economías que tienen su propia moneda, y que, no solo se endeudan, sino que llegan a devaluaciones, inflaciones altas y hasta hiperinflaciones. Pero nuestro país, pese a haber sido pobre, nunca llegó a las pobrezas que hemos visto en otros países, y que desde que recibimos nuestro Canal en el 1999, hemos dado la vuelta a la economía, creciendo a pasos agigantados, bajando pobreza, mejorando condiciones y calidad de vida, atrayendo inversiones y generando empleos. El US$ sigue siendo la moneda con mayor demanda en el mundo.
  • Centro Financiero - En 1970, el Dr. Barletta en su plan económico para los militares, creó una serie de condiciones basadas en su doctrina económica de los Chicago Boys de Milton Friedman. El desarrollo del Centro Bancario panameño, nos llevó a ser la envidia de muchos países, y nos puso en el plano financiero mundial. Se especula que esto es la base para que sucedan los ataques al Centro Bancario desde esos tiempos, aunado al hecho que Noriega permitió el establecimientos de bancos que trabajaban directamente para el Cartel de Cali y Medellín. Sin embargo, estos “errores” (que nada tuvieron que ver con los banqueros de Panamá sino con las autoridades del momento), son nada en comparación con el trabajo de la banca y los banqueros, los cuales han mantenido un sistema bancario con menos de 10 bancarrotas (de las cuales 3 o 4 han sido causadas por el mismo banco local), que ha soportado todas las crisis locales e internacionales, y que sigue creciendo pese a todo. El Centro Bancario seguirá haciendo negocios, y más bancos seguirán llegando de muchos lugares, aprovechando las ventajas del país.
  • Posición Geográfica – Esta es otra de nuestras ventajas que siempre obviamos. Y es que desde que aparecimos en el mapa hace 3 millones de años, Panamá ha servido como paso del mundo. Y a través de los años, hemos ido consolidando esto a través de la historia, con muchísimo éxito, éxito que ha redundado en nuestra economía. Esto va a seguir jugando a nuestro favor, ya que nuestra posición geográfica seguirá siendo un atractivo para la inversión directa extranjera.
  • Canal de Panamá – y por lo anterior nació esta gran obra, que a pesar de que no nos dio réditos líquidos de inmediato, a partir de la reversión el 31 de diciembre de 1999, ha sido el motor del sector transporte y que es el eje del clúster del Canal de Panamá. Y que a pesar de que la ampliación no ha dado los ingresos que se proyectaron, estoy seguro de que de no haberla hecho, hubiésemos quedado con un canal totalmente obsoleto y con menos ingresos de los que tenemos ahora. El futuro, aun cuando incierto, va a incluir el comercio mundial, ya que no creo que pare. Vamos a seguir consumiendo combustibles, granos, gas, vamos a seguir con el transporte de contenedores, los autos, etc. por lo que el Canal será un generador de ingresos para el país y motor de la economía.
  • Leyes de Enclaves – desde que creamos la Zona Libre de Colon, Panamá ha ofrecido diferentes zonas especiales donde realizar ciertas actividades, y a través de los años hemos tenido éxito (aunque creo que lo hemos podido hacer mucho mejor, como siempre), y seguimos creando nuevas zonas (EMMA, la última), además de Panama Pacifico, Ciudad del Saber y SEM, que si sabemos venderlas y aprovecharlas nuestra recuperación sería expedita, especialmente en la generación de empleos.
  • Hub Canal y Logístico – el clúster del Canal de Panamá, como nos lo recordó Michael Porter en su visita a Panamá hace más de 20 años, puede ser la base de nuestra economía. Y no estamos hablando solo del Canal y los ingresos que produce, sino de todos los negocios conexos que el Canal de Panamá debe generar, tanto directa como indirectamente. Los puertos, que hemos venido desarrollando desde mediados de los 90’s, es una industria importante dentro del sector transporte, pero que todavía podemos desarrollar más (i.e. otro puerto más en el sector Pacifico del Canal), y el desarrollo de los puertos internos como Vacamonte, Aguadulce y David en el Pacifico, y de puertos en el caribe panameño para aprovechar el turismo. El Canal puede desarrollar o ayudar a desarrollar otros negocios relacionados y que incluyen al turismo, algo que no han aprovechado al máximo.
  • Agricultura y Ganadería – la pandemia probó que este sector es grande para el país, y que con un mejor apoyo estatal, por un lado, y una mayor inversión por parte de la empresa privada, puede volver a catapultarse entre los más importantes del PIB y en la generación de empleos. Y si le añadimos la agroindustria, podemos tener un mejor desarrollo fuera de la ciudad de Panamá y engrandecer el interior del país.
  • Estabilidad política – desde que volvimos a la democracia en 1990 luego de 21 años de militarismo, hemos tenido un segundo aire en nuestra democracia, con aciertos y desaciertos, pero manteniendo nuestro espíritu democrático y con libertad. Es obvio que falta mucho por hacer, pero tenemos la oportunidad que cada 5 años elegimos a nuestros gobernantes, y solo somos nosotros, los ciudadanos los que elegimos – algo que no se pueden jactar muchos países en el mundo. Nuestra tarea va a ser la de saber escoger a nuestros gobernantes para que podamos tener un mejor Panamá.
  • Estabilidad Económica – de la misma forma en que la estabilidad política ha llegado a Panamá después de la dictadura, la estabilidad económica regresó después de casi 3 años de crisis socio política económica de los últimos años de Noriega, pero qué se ha mejorado grandemente con la reversión del Canal en diciembre de 1999. Tal es la mejoría, que el PIB ha crecido de US$10,000 en 1990 a US$68,000 millones en el año 2019, y a pesar de la pandemia, donde calculamos que nuestro PIB retrocederá a unos US$55,000 millones en el 2020, nuestro pronóstico es que volveremos a crecer a un ritmo del 5% para el 2022, y llegar a US$70,000 millones para el 2024.

Esto es lo que tenemos, que podemos recobrar rápidamente, ya que la pandemia no hizo desaparecer ninguna de estas ventajas. Pero el trabajo por delante es duro y arduo, y dependerá de nosotros los panameños que lo hagamos juntos, especialmente la empresa privada.

De hecho, es la empresa privada la que debe hacer el esfuerzo para volver a ser lo que éramos, con el apoyo del gobierno que debe ser el guardián de que las cosas se hagan bien, y poner el ejemplo. La corrupción tiene que disminuir (sería muy ingenuo de mi parte pensar que la vamos a eliminar de la noche a la mañana, ya que no solo existen los 3 órganos del estados que tienen que mejorar radicalmente en esto, sino que los mismos gobiernos locales, y los servidores públicos también tienen que aportar).

Lo primordial de Panamá, es que a pesar de nuestras diferencias, de todo tipo, tenemos los elementos fundamentales para seguir adelante (muchas veces he pensado que lo hacemos pese a nosotros mismos). Dejemos de estar viendo fantasmas, trabajemos para salvar nuestro país después de la pandemia y que volvamos a encontrar nuestro camino de desarrollo y sobre todo de que todo el mundo saboree el progreso.