"Enhorabuena: sois la banda que ha traído el rock para ganar una "edición única del Festival de Sanremo" dice Amadeus cuando son las 02.33 de "una noche de rock". Damiano, Victoria, Thomas y Ethan o Maneskin son los ganadores de la 71ª edición del Festival de la Canción de Italia, una edición "histórica", repite el anfitrión y director artístico varias veces. El grupo romano que competía por primera vez en Sanremo en la categoría "Campioni" ganó con la canción "Zitti e Buoni". Segundo puesto para Francesca Michielin y Fedez con "Chiamami per nome", tercer puesto para Ermal Meta con "Un milione di cose da dirti".

LOS GANADORES Damiano, Victoria, Thomas y Ethan empezaron a actuar en directo cuando eran muy jóvenes en las calles de Roma. Conquistaron al público mezclando influencias y estilos, llegando a reunir más de 16 discos de platino y 5 de oro. En 2017 participan en Factor X: llegan segundos bajo la dirección de Manuel Agnelli. Y es a Manuel Agnelli a quien traen este año al escenario del Ariston en la noche de las portadas: cantan la canción del CCCP "Amandoti" y las redes sociales enloquecen. "Zitti e Buoni" es una canción escrita y compuesta íntegramente por Maneskin, con sonidos crudos y distorsionados, y un scratch rockero que caracteriza la actitud de la banda. Una canción cargada que lleva en su ADN la dimensión del directo, de la que se han nutrido los artistas por Italia y Europa en la primera gira larga de más de 70 fechas agotadas. "Zitti e buoni" es una canción que habla principalmente de la redención y del deseo de romper el mundo con la música, un desafío contra los prejuicios, tema central en las producciones del grupo.

LOS OTROS PREMIOS El premio a la mejor letra fue para Madame con "Voce" mientras que Willie Peyote con la canción Mai dire mai (La locura) ganó el Premio de la Crítica Mia Martini. Premio a la "mejor composición musical" para Ermal Meta.

LA ÚLTIMA NOCHE Numerosos invitados estuvieron presentes en la última noche del Festival, que comenzó con la Banda de Música interpretando el Himno de Mameli. Serena Rossi (que dedicó el "A te" de Jovanotti a Amadeus) y Tecla Insolia (a la que pronto veremos en la ficción de Rai1 "La bambina che non voleva cantare", en el papel de Nada) también estuvieron en el escenario del Ariston. Ornella Vanoni también estará en Sanremo: "La emoción es la misma aunque no haya público -dijo la cantante- ellos son más importantes que el público, quizá entienden más", añadió, dirigiéndose a los miembros de la orquesta. Y, de nuevo, Umberto Tozzi y Dardust. Ibrahimovic también hizo una aparición especial: "Al final de esta semana, quiero deciros algo: todo el mundo ya conocía a Zlatan antes de este festival. Entonces, ¿por qué vino Zlatan aquí? Porque le gustan los retos, la adrenalina, le gusta crecer y si no te enfrentas a retos contigo mismo no puedes crecer - dijo el delantero sueco que añadió - : el fracaso no es lo contrario del éxito sino una parte del éxito". Amadeus también entregó a Fiorello el "Premio Ciudad de Sanremo": "Es uno de los premios más prestigiosos del Festival, sin él todo esto no habría sido posible", dijo el presentador. En el Ariston también la periodista Giovanna Botteri que lanzó un mensaje de esperanza: "Estoy segura de que saldremos de esta". Federica Pellegrini y Alberto Tomba, en cambio, promovieron en el escenario del Ariston los Juegos Olímpicos de Invierno de Milán y Cortina. Al final de la velada, Gaudiano, ganador de la categoría Nuove Proposte, volvió a actuar con la canción "Polvere da Sparo". Para "Sanremo Story" llegaron Riccardo Fogli, Michele Zarrillo y Paolo Vallesi, y gracias al Festival obtuvieron un importante éxito.
EDICIÓN HISTÓRICA "Estamos orgullosos de este Festival, desde las calificaciones hasta la música". Amadeus, por segundo año anfitrión y director artístico de Sanremo, se mostró satisfecho con los resultados obtenidos: "No lo esperábamos, ha superado nuestras expectativas más descabelladas -admitió en la rueda de prensa, recordando que- Sanremo es la cima de la carrera de un anfitrión". Amadeus ya ha anunciado que no estará al frente del Festival el próximo año ("Si en el futuro Rai me llama y hay un proyecto, lo hablaremos. Pero no habrá un Amadeus ter seguido") estuvo junto a Fiorello al frente de una edición histórica del Festival, una edición inédita que quedará en la historia de la música y de la televisión italiana: nunca hubo un Sanremo sin público en la sala, nunca un gran nombre "en competencia" en cuarentena, nunca una copresentadora obligada a renunciar en el último momento. Un Sanremo con aplausos grabados, con globos en las butacas vacías, sin invitados internacionales, máscaras para la orquesta y flores en el carro anticovacha. Un Festival con "nadie en la sala y millones en casa" (como dijo Fiorello), que será recordado -por la pandemia- como un evento blindado y atado a numerosos protocolos. Alguien lo definió como el Festival del renacimiento, otro de la resistencia: lo cierto es que fue un Festival difícil, complicado, valiente y sobre todo joven. La edición de este año ha sido, de hecho, la más vista por las generaciones más jóvenes (gracias a la elección de un elenco de jóvenes talentos en comparación con la de 2020, Sanremo ha marcado un más del 100% en el target 14-24 años) y la más comentada en las redes sociales (con más de 6 millones de interacciones).

LO QUE RECORDAREMOS DE ESTE FESTIVAL Del Festival que vio triunfar a Gaudiano entre los jóvenes, recordaremos el arrebato de Bugo ("Estoy harto. Lo digo porque hace un año que no leo nada sobre mí que no tenga que ver con la música"), la carta de amor de Fausto Lama, de Coma Cose, a su compañera de vida y de escenario ("He viajado por mil mares, he conocido otras olas y terremotos y, sin embargo, nunca habría imaginado.... He encontrado un hogar en California") y, de nuevo, Max Gazzè en el papel de Leonardo da Vinci, Dalì y Clark Kent-Superman. Sin olvidar las sorprendentes actuaciones de Maneskin y Madame. Las protagonistas del Festival fueron mujeres de gran talento que se turnaron en el escenario en las cinco veladas: desde Matilda De Angelis a Elodie pasando por la directora de orquesta de renombre internacional Beatrice Venezi. Sin olvidar los grandes regresos: como el de Laura Pausini, que cantó la canción con la que ganó el Globo de Oro, y el de Loredana Bertè, que llevó al Ariston su nuevo single "Figlia di". Y luego Alessandra Amoroso y Emma, Marcella Bella, Fausto Leali y Gigliola Cinquetti con sus éxitos. De Sanremo 2021 recordaremos el homenaje a Lucio Dalla por parte de Negramaro, la polémica sobre la presencia de Barbara Palombelli, Ibrahimovic y "las reglas" de "su" Festival, las provocadoras "pinturas" de Achille Lauro ("Seré la exageración, la teatralidad, la desinhibición" anunció y así fue). Sobre todo, las actuaciones de Fiorello y su entendimiento cada vez más consolidado con Amadeus: "A estas alturas estamos unidos". El viernes por la noche, los dos artistas estrella, con pelucas, interpretaron la canción "Siamo donne": un momento que fue acompañado por muchas críticas. Que en Sanremo, ya sabes, no puede faltar.