Quien es Gianmario ?

Gianmario Strappati (Tuba) - Nacido en Ancona, realiza conciertos como solista, en conjuntos de cámara y orquesta. Ha grabado para Rai, CNN, Radio Vaticano y Sky Classica. Como solista ha actuado en conciertos de primer lineas en toda Europa, fue el primer jugador de tuba en ganar el prestigioso Premio Nino Rota, otorgado previamente a artistas como K. Ricciarelli y J. Horowitz. Realizó clases magistrales en la Universidad de Música de Chişinău (Moldavia), la Facultad de Música de Timisoara (Rumania), la Universidad de las Artes de Tirana (Albania), la Escuela Superior de Música del Estado "Poerio" de Foggia, la Orquesta Musica Libera Tutti de Scampia, la Orquesta de Teatro Infantil de Palermo, Conservatorios y academias de alta especialización. Ancona, su ciudad le ha otorgado una ciudadanía meritoria. El 23 de marzo de 2019 actuó en el Bachmuseum de Leipzig, con motivo del concierto de inauguración para las celebraciones del nacimiento de J. S. Bach y el 29 de junio de 2019 celebró un recital en el Mozarteum de Salzburgo (Wiener Saal). Anteriormente había actuado en Votkinsk en Rusia en el lugar de nacimiento de P.I. Tchaikovsky en presencia de figuras eminentes de la escena musical rusa. En esta ocasión, realizó la Suite II de Bach para tuba en solitario. También actuó en Rai 2 para un evento de estreno mundial dedicado a Marco Pantani.

Gianmario Strappati es el “Embajador de las misiones Don Bosco por la música en el mundo"

[embed]https://www.facebook.com/gianmario.strappati/videos/3146076572092448/[/embed]

Propusiste música italiana en los festivales y temporadas de conciertos más importantes, como el Tchaikovsky en Rusia, el Bachmuseum en Leipzig, el Mozarteum en Salzburgo y muchos otros. ¿Cómo comenzó tu gira de conciertos como solista de tuba?

Empecé a estudiar música en los años de jardín de infantes. A los 9 años grabé el primer CD dedicado al perenne de la canción internacional. Luego el amor por la música clásica, barroca, romántica y contemporánea hasta los primeros conciertos en dúo con el piano, como solista con orquestas europeas y asiáticas en giras internacionales. Alterné la actividad del concierto con publicaciones sobre la tuba y transcripciones de obras de J. S. Bach y N. Paganini que se usan hoy en conservatorios estatales y academias altamente desarrolladas.

Cuéntanos sobre los momentos más emocionantes de tu carrera de concierto como representante de la música italiana.

Tuve el honor de actuar en las temporadas internacionales de conciertos más prestigiosas, como el Festival Tchaikovsky en Rusia, el Wiener Saal del Mozarteum en Salzburgo, el Bachmuseum en Leipzig por el 334 cumpleaños de JS Bach, el lugar de nacimiento de Tchaikovsky en Votkinsk y en el maravillosa Sala Verdi en Budapest, antigua sede del parlamento húngaro. También tuve el placer de ofrecer clases magistrales y recitales acompañados por piano y orquestas sinfónicas y de cámara con giras en: Alemania, España, Eslovaquia, Grecia, Montenegro, Inglaterra, Austria, Rusia, Bulgaria, Rumania, Moldavia, Hungría, Finlandia y Albania . Siempre llevaré en mi corazón el recuerdo de muchos teatros llenos de audiencias.

Elevaste tu instrumento a un alto nivel de virtuosismo. Cuéntanos sobre esto.

Desde los primeros recitales he tratado de acercar mi tuba a los llamados instrumentos de concierto, ya que mi mayor deseo era poder proponerlo en grandes teatros y festivales como solista y acompañado de grandes orquestas. También quería investigar esos elementos preciosos necesarios para realizar los caprichos de Paganini, el vuelo del abejorro de Korsakov, las Czardas di Monti y las grandes obras maestras del repertorio original. Ahora también interpreto un repertorio escrito y dedicado por compositores famosos de varios continentes.

Eres embajador de Don Bosco Missions para la música en el mundo, ¿cómo logras combinar tu itinerario artístico con la solidaridad?

El mensaje de Missioni Don Bosco está fuertemente vinculado a la función social que la música puede tener especialmente entre los jóvenes. Hubo numerosas bandas que el Santo fundó para ofrecer una oportunidad educativa y de agregación para muchos de ellos. Los salesianos, las hermanas y los laicos que se dedican a cumplir el sueño misionero de Don Bosco se comprometen a difundir su trabajo educativo y formativo hacia los más vulnerables y solos. Invito a todos a visitar www.missionidonbosco.org, encontrarán todos los proyectos, incluido el de la formación de una banda de percusión en Lubumbashi, Congo. Esta iniciativa está particularmente cerca de mi corazón.

¿Cuáles son tus planes futuros?

A partir del otoño daré un concierto en el Museo Titanic en Belfast titulado "De Paganini a Fellini: la celebración del genio italiano". En esa ocasión tocaré una composición de estreno mundial dedicada a la tragedia del Titanic. El evento está organizado por el Museo Titanic y el Consulado italiano en Belfast. Luego haré algunos recitales en Baden Wurttemberg y Sajonia, en Barcelona, ​​en Europa del Este y luego continuaré en 2021 con conciertos y clases magistrales en países no europeos. En este período de encierro, realizo una larga gira por las radios de los distintos continentes, con entrevistas y transmisiones de mis interpretaciones para tuba y orquesta.

¿Tu pasión por la tuba te llevó a viajar por el mundo, algún día tendremos el honor de tu visita? ¿Conoces también el Teatro Nacional de Panamá creado por un arquitecto italiano?

Estoy planeando una gira para mi futuro en esa maravillosa parte del mundo que es América Latina. Actualmente estoy trabajando para 2021 en la organización de conciertos y clases magistrales en Brasil, Argentina, Paraguay, Perú y sería un gran placer para mí agregar a esta gira (que también podría expandirse con Chile) la hermosa Panamá y así cumplir el sueño de poder proponer en el Teatro Nacional las arias más bellas de Puccini, Donizetti, Verdi, Bellini, Rossini, Mascagni y el virtuosismo italiano de Paganini y Monti. Un espléndido teatro de estilo neoclásico con techos pintados con escenas que representan el nacimiento de Panamá, diseñado por el arquitecto italiano Gennaro Ruggeri, así como el Ayuntamiento, el Palacio de Gobierno y el Instituto Nacional. Ruggeri mismo fue uno de los arquitectos del comienzo de la arquitectura monumental panameña después de la independencia del país en 1903. ¡Nos vemos en Panamá!