Este año sin duda ha sido un año muy especial también para la moda. Todas las Fashion Weeks más importantes del mundo como Nueva York, Londres y Milán se celebraron en una edición muy limitada y sobre todo intentando utilizar el ingenio online. Sin embargo, ha habido definiciones muy precisas sobre las tendencias para la primavera verano 2021. Entre estas en el sector del calzado han surgido con fuerza las famosas bailarinas. Sí precisamente esas zapatillas bajas, bajas, con escote redondo y punta igualmente redondeada que, además del clásico vestido negro perfecto para cualquier ocasión y el passe-partout de la camisa blanca, otra prenda fija de cualquier armario, han conseguido convertirse en atemporales y universales a través de las continuas tormentas de la moda. No son nada nuevo en cuanto a modelo pero ciertamente en la versión 21 se han enriquecido y modificado para la nueva apariencia.

Las primeras bailarinas fueron lanzadas por Claire Mc Kardell una diseñadora estadounidense que, al no poder crear y producir zapatos por falta de cuero durante la Segunda Guerra Mundial, pensó que era bueno adaptar los zapatos clásicos de las bailarinas para su desfile de 1942 y fueron inmediatamente un gran éxito; luego siguieron varios cambios durante el camino como cuando Karl Lagerfield propuso los bicolores y cuando fueron anunciados por Jackie Kennedy, Audrey Hepburn y Brigitte Bardot quienes las adoptaron casi como un uniforme personal.

La tendencia de este 2021 estará por tanto llena de variaciones, con punta cuadrada, redonda, ovalada, puntiaguda. Gucci las ofrece con motivos florales y puntiagudos sobre una hermosa base de color pastel y la clásica hebilla de metal dorado y correa en la mitad del pie, quizás inspiradas en los antiguos "turnshoes" de la Edad Media que tenían los cordones en la parte superior del pie en cuero liso y macizo; H&M nos las presenta en un color gris tórtola atemporal con un escote bastante cerrado y puntera cuadrada. Stella Mc Cartney los creó en suave piel blanca, con cordones que cierran la abertura rizada en la parte delantera, creando un plisseé delicado y atrevido que recuerda mucho a los zapatos de siglos pasados.

Valentino nos trae su zapato stiletto tachonado esta vez bajo, versión bailarina con tachuelas en cuero azul celeste, color universal como el blanco o el negro y otros diferentes colores brillantes o dorados con maxi tachuelas y tiras en el tobillo. Sportmax en cambio nos sorprende con unas bailarinas estilo chanel pero bajas como deberían ser, puntiagudas y en piel plateada con correa delantera. Tury Burch se presenta con unos zapatos de terciopelo rosa y una cinta en el escote redondo. También avanza Geox, el zapato que deja respirar el pie y lo ha creado en animal print blanco y negro, con puntera negra y tacón bajo rojo muy divertido. Y Furla se permite la sencillez y linealidad de la bailarina puntiaguda, con escote cuadrado pero con una línea suave y pura, minimalista y siempre sofisticada. El grande Dior apuesta por dos versiones, una perforada ideal para verano y otra con cordones al tobillo. Luego está alguien como Simone Rochas que las ofrece muy similares a las originales bailarinas con puntera cuadrada y reforzada y cordones cruzados en la parte delantera del pie en rosa, azul y beige.

Sin duda la zapatilla bailarina es un modelo que te puede gustar o definitivamente no; muchos consideran que el hecho de que el zapato resalte la forma del pie no es del agrado de algunos porque es estéticamente desagradable, pero las bailarinas realmente se defienden bien ya que también recuerdan el calzado infantil de las niñas, envolviéndolas en ese aura de ternura y inocencia que simplemente los hacen hermosos. Se pueden llevar en todas las ocasiones en sus diferentes versiones, a todas horas del día, cubiertas de lentejuelas, piedras de colores o doradas, de cualquier material, con ropa elegante o con los vaqueros de siempre. Las bailarinas son indispensables en el armario de cualquier mujer de todas las edades, en primavera, verano e incluso otoño son ideales, fáciles y prácticas, ¡así que este 2021 será el año para bailar!