Andrés Chiodi, hijo de inmigrantes italianos,  actualmente residenciado en Panamá, conoce el mundo de las finanzas desde dentro y lo explica de forma clara para los que lo observan desde fuera, con la intención de impulsar una mayor cultura financiera, tan necesaria hoy día para evitar muchas situaciones difíciles que angustian a tantas familias.

El autor tiene una larga carrera como profesor en prestigiosas instituciones, como IESA School of Management, Universidad Metropolitana y Universidad Católica Andrés Bello. Atesora experiencias profesionales, gerenciales y directivas en diferentes países, junto a corporaciones financieras internacionales y emprendimientos de vanguardia. Es Ingeniero de Sistemas y Magister en Finanzas por la Universidad Metropolitana de Caracas, tiene un MBA otorgado por el IE Business School de Madrid y ha cursado estudios en instituciones de Toronto, Boston, Washington, Rochester, Durham, Londres, Munich, París y Adelaida.

¿Porque es un libro distinto sobre finanzas?

Compás financiero personal aborda las finanzas personales por un lado diferente al del resto de libros del tema. Se aleja de aquellos textos que acumulan fórmulas matemáticas, al no incluir ninguna sino apelar a la comprensión intuitiva de temas que en son presentados de forma sencilla pero rigurosa. Se diferencia de los libros anecdóticos y los que proponen fórmulas casi mágicas para generar dinero, haciendo una revisión de cada uno de los temas que influyen en la economía familiar, incluyendo además numerosos ejemplos, ideas, advertencias y herramientas. Da un paso adelante, incorporando enfoques novedosos en la comprensión y solución del comportamiento frente a las finanzas, como lo es el intrigante mundo de los sesgos conductuales que nos separa del ideal racional que antes se creía tenían todas las decisiones financieras. Algo más: las ideas son propuestas de forma independiente a lo que sean las metas del lector, es decir, sirve tanto para quien tiene o quiere una fortuna, como para quien es afortunado de tener y querer lo necesario. 

¿Para quién es el libro?

Compás financiero personal fue escrito para dar una referencia seria pero práctica a todos aquellos que quieren manejar mejor su propio dinero. Algunos querrán dejar atrás una etapa de su vida en la que manejaron irresponsablemente el poco o mucho dinero que han tenido, pasando a darle a sus finanzas el manejo adulto y la importancia que se merece. Está escrito de forma que lo puede comprender quien no sabe o no cree saber nada de finanzas. Pero también es útil para quienes han visto cursos de economía o se dedican a manejar finanzas en su vida profesional, campo que tiene diferencias importantes con las finanzas personales, y por ello viven un contraste entre su el orden en el que llevan los números en su trabajo, y el desorden que tienen a nivel doméstico. En fin, es un libro para quien, en sinceridad consigo mismo, sepa que tiene espacios de mejora en cómo administra su camino hacia alcanzar sus metas de vida. 

¿Cuáles temas aborda Compás financiero personal?

El libro plantea los temas importantes de las finanzas a través de seis partes, cada una atada a un significado de la palabra Compás. Así como para los marineros el compás es la brújula de a bordo, el libro comienza animando al lector a pensar y abrazar sus metas en la vida, para lo cual plantea el control que está realmente en sus manos y unas herramientas de decisión muy potentes para el día a día. Con la idea de trazar círculos precisos en torno a lo importante, tal como lo permite hacer un compás de dibujante, la segunda parte revisa varios conceptos que son fundamentales, pero en torno a los cuales existen prejuicios e ideas incorrectas que lastran el éxito de las personas. Con la idea del compás musical, aquel que establece el ritmo en el pentagrama, el centro del libro plantea la importancia y las formas de planificar nuestros números de modo de alcanzar lo que queremos. Tal como un torero esquiva los peligros con sus movimientos en compás, se revisan los diversos ámbitos de riesgo y se explica cómo actúan y cómo debe enfrentarse eficientemente cada uno. Los instrumentos disponibles para protegernos y para invertir en nuestros sueños son explicados en la quinta parte del libro, con la precisión que tiene un compás de medición. Finalmente, el libro cierra con un paréntesis, un compás de tiempo, que plantea lo que hay que hacer cuando una crisis nos detiene, tal como en este momento. 

¿Quién es el autor?

Soy uno de esa minoría que ni odia ni ama a las finanzas. Si bien soy ingeniero de formación, he estudiado el manejo del dinero de muchas formas diferentes, desde maestrías de finanzas y administración, especializaciones en campos como la estrategia de precios o las finanzas conductuales e investigaciones para sustentar uno de mis campos de trabajo: la valoración de empresas y proyectos. He transmitido estas ideas bajo diferentes ángulos, con toda la pasión que me genera estar en un salón de clases, en un auditorio o escribiendo a lectores. He podido ver diversos matices que toman estas cosas dependiendo del país, cultura, rol y situación de cada persona. También lo he aprendido con mis experiencias como migrante e hijo de migrantes, como profesional y director en instituciones financieras internacionales, como emprendedor y hasta como padre de trillizos, que es de por sí un reto con muchas facetas.
Aunque soy venezolano de nacimiento, italiano de origen y he vivido y trabajado en varios países más, me siento panameño de corazón.

¿Porqué escribió este libro?

He visto, desde que tengo memoria, cómo hay personas que malgastan su dinero, que toman decisiones financieras que no hacen mucho sentido desde el punto de vista de lo que pueden ser sus metas importantes, que no evitan riesgos o no se preparan para resistir los que de todas formas van a afectarles tarde o temprano. También he visto como, los que logran avanzar en su bienestar económico y hasta logran invertir y más, pierden parte de lo que tienen por culpa de instrumentos que no necesitan, que son costosos, o que les traen riesgos innecesarios. He conocido personas que ganan mucho dinero y aún así decir que no les basta el dinero y terminar arruinados, y también he visto personas con ingresos muy pequeños lograr ahorrar y superarse. He visto estudios que reflejan cómo la falta de cultura financiera acarrea problemas evitables. He encontrado muchas pruebas de cómo hay diferentes maneras de tener una vida plena, sin pasar por ostentar fortunas. De hecho, la fortuna visible, según estereotipos comunes, es en muchos casos insostenible o hasta irreal.
Quise aportar soluciones con este esfuerzo, que sumo a todo lo que he hecho en las aulas de clases. Quiero alcanzar a ver un mundo de personas felices y conscientes de que son ellos mismos quienes tienen en sus manos las principales palancas para lograrlo. Quiero ver escuelas enseñando lo importante de la economía, las finanzas y el dinero, para evitar que sean manipulados por demagogos, vendedores inescrupulosos o las ataduras que ellos mismos se hacen al caer en círculos viciosos como el de las deudas negativas. El mundo está dando pasos en ese sentido, como por ejemplo por los programas de educación básica, media, universitaria y al público en general que están incorporando estos temas tal como están abrazando las STEM, sin embargo hay mucho que hacer. Ojalá algún día entre esas siglas aparezca una E de economía o una F de finanzas. 

@CompasFinanciero

Disponible en Amazon en formatos eBook e impreso (tapa blanda 284 páginas): https://www.amazon.com/dp/9962133882