Es una guarnición muy rápida para hacer y que es perfecta para acompañar un segundo plato a base de pescado o de carne, pero también son excelentes como aperitivo, acompañados con pan.

El término scapece deriva del español "escabeche" y tiene origen latino, ya que los romanos ya conocían esta forma de condimentar pescados y verduras con un adobo a base de vinagre, que además servía para conservar mejor los alimentos. La receta que sigue es la tradicional, que prevé hervir agua y vinagre, un proceso que logra amortiguar la acidez del vinagre, en comparación con el marinado en “frio” en el que se pone el vinagre crudo.

Ingredientes 4 personas

  • 3 Zucchini grandes (calabacines).
  • 1 diente de ajo.
  • 60 ml de vinagre de vino.
  • 100 ml de agua.
  • 3 hojas de menta.
  • Sal q.s.
  • Aceite de maní q.s. (o aceite para freír).
  • Aceite de oliva virgen extra q.s.

Preparación: Lavamos bien los zucchini (calabacines) y cortamos los dos extremos. Los cortamos en rodajas no muy finas (3-4 mm) y lo dejamos reposar un par de horas con un poco de sal, para que dejen un poco de agua sobrante.

Las enjuagamos con agua para quitarles la sal residual, y las secamos bien con papel absorbente.

En una olla alta y estrecha, calentamos abundante aceite de maní (u otro aceite para freír que no sea genérico o de soja) y freímos las rodajas de zucchini durante unos 10 minutos hasta que estén doradas. Las escurrimos y las secamos con papel absorbente.

En una olla, ponemos el agua y el vinagre, con el ajo en rodajas, y llevamos a ebullición. En este punto añadimos el calabacín frito, dejándolo hervir unos minutos.

Retiramos los zucchini del fuego y del líquido y lo ponemos en un bol con la menta fresca picada y dos o tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y el plato está listo.

Podemos servir los zucchini en scapece inmediatamente o dejarlos enfriar en la nevera.

Buon Appetito!