La carne debe cocinarse por mucho tiempo hasta que quede muy blanda y le dé el sabor a la salsa con la que se sazonará la pasta. Luego, la carne se sirve como segundo plato, junto con una guarnición.

Ingredientes para 4 personas

  • 500 g de carne en salsa (Lomo de pecho).
  • 500 ml de puré de tomate.
  • 150 ml de caldo.
  • 100 ml de vino tinto.
  • Media zanahoria.
  • Media cebolla.
  • Medio apio.
  • 30 g de champiñones secos (también puedes usarlos frescos 300 g).
  • 30 g de piñones.
  • 1 ramita de romero.
  • 2 hojas de laurel.
  • Aceite de oliva virgen extra q.s.
  • Sal q.s.

Preparación: Ponemos en una cacerola 3 cucharadas de aceite y dejamos calentar. Mientras tanto, piquemos finamente la zanahoria, el apio y la cebolla y los ponemos a sofreír en el aceite unos minutos, añadimos el trozo de carne y lo doramos bien por todos lados. Agregamos el vino y dejamos que se evapore. Agregamos la salsa de tomate, el caldo, la hoja de laurel y la ramita de romero (mejor si están atados con un hilo), los hongos y los piñones.

Bajamos el fuego al mínimo, tapamos y dejamos hervir a fuego lento durante unas 3 o 4 horas, hasta que la salsa se reduzca y la carne sea muy blanda. En este punto retiramos el racimo de romero y laurel, y ya está pronto.

Condimentamos la pasta con la salsa (los raviolis son casi el ideal) y servimos la carne como segundo plato, quizás con una guarnición de puré de papas o papas hervidas.

Para maridar con un vino tinto suave y con cuerpo, como un Rossese Dolceacqua DOC (Liguria), Valpolicella Superiore (Veneto) o un Primitivo di Manduria (Puglia).

Buon Appetito!