Spaghetti alla puttanesca es un primer plato picante ya en el nombre (encontraran una explicación folclórica del nombre más adelante), muy fácil de preparar y delicioso al paladar, conocido en Nápoles simplemente como "aulive e cchjapparielle" (aceitunas y alcaparras)

Lo único cierto sobre los orígenes de la receta es que nació en la década de 1950 en la zona napolitana, probablemente en la isla de Ischia.

Según el Sr. Sandro Petti, dueño de un restaurante de Ischia, considerado el inventor de esta pasta, el nombre deriva del hecho de que algunos clientes, llegando tarde a su restaurante, y estando las cocinas ya cerradas, pidieron preparar cualquier "puttanata" (este término se utiliza para referirse a algo sin mucha importancia). Él, que no disponía de muchos ingredientes, preparó una pasta con los ingredientes clásicos que nunca faltan en una cocina sureña, tomate, alcaparras, aceitunas negras, guindilla (peperoncino), aceite de oliva y perejil. No hace falta decir que el plato fue muy apreciado. Como "pasta alla puttanata" no era un nombre muy bonito, así que lo llamó puttanesca. Así parece que nació la pasta alla puttanesca, que luego Petti incluyó con este nombre, en la carta del restaurante.

No faltan otras versiones más o menos pintorescas, como la que dice que la pasta alla puttanesca nació en los barrios españoles de Nápoles, como un plato preparado por un restaurante para prostitutas que regresaban a altas horas de la noche.

Así que aquí va la receta original de pasta alla puttanesca.

Spaghetti alla puttanesca, un primo facile e saporitissimo


Ingredientes para 4 personas

  • 60-70 ml de Aceite de oliva virgen extra.
  • 350 gr de espagueti.
  • Sal marina q.s.
  • 1 o 2 dientes de ajo.
  • 80 gr de Aceitunas Negras.
  • 10 gr de alcaparras saladas.
  • 500 gr de tomate cherry muy maduros.
  • Peperoncino (Chile piccante) al gusto.
  • Perejil q.s.

Preparación: Quitamos la sal a las alcaparras en un poco de agua caliente (si las alcaparras están en escabeche, solo séquelas un poco), cortamos los tomates frescos en cuatro partes: se pueden usar tomates cherry, pero también tomates San Marzano (perita). En una sartén ponemos los tomates junto con uno o dos dientes de ajo sin pelar, un poco de peperoncino y un chorrito de aceite, dejándolos que se cocinen y se ablanden. Mientras tanto, deshuesamos las aceitunas negras y las añadimos a los ingredientes que se van cocinando en la sartén.

En este punto la salsa está prácticamente lista. Solo tienes que saltear los espaguetis cocidos y escurridos, añadiendo el perejil picado y un poco de agua de cocción de la pasta, para unir todo.

Sirvamos caliente con una pizca de parmesano si lo desean.

Se acompaña bien con un vino blanco redondo, que puede acompañar el sabor del plato sin cubrirlo.

Buon Appetito!