La mejor manera de acercarse a una Región es hacerlo a través de los alimentos.

No es fácil elegir una receta del Veneto entre todos sus platos típicos, en un territorio que abarca desde los Dolomiti hasta el mar Adriático, pasando por el Lago de Garda y las colinas de Valdobbiadene, patria del Prosecco, que recientemente ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.



Valdobbiadene

Entre las recetas más tradicionales de la Cocina del Veneto encontramos: hígado a la veneciana y sardinas en saòr, bacalao mantecado, risi e bisi  y pasta con frijoles. La Cocina del Veneto también está hecha de recetas ricas y sustanciales con polenta, salchichas y pescado. Entre las verduras, se destaca el Radicchio di Treviso, que se utiliza de muchas maneras, a la parrilla o en guarniciones más sustanciosas, con tocino o frito. También es el hogar de uno de los postres más famosos, creo, en el mundo, el Tiramisú, del que hablaremos en el futuro, como también del Pandoro.

En Véneto, no se puede comenzar una cena sin un clásico Spritz veneto, hecho con Prosecco di Valdobbiadene, Aperol, agua tónica, con una rodaja de naranja y una aceituna, así que después de este aperitivo, pasemos a la receta que me gustaría present

arle, Risi e Bisi (Arroz y guisantes), que la historia siempre ha atribuido a la tradición veneciana, de echo era tradición ofrecer este plato al Doge o Dux (el comandante de la Republica de Venezia) el 25 de abril con motivo de la fiesta de San Marco, patrón de la ciudad.

 

Ingredientes para 4 personas.

  • 800 g de guisantes
  • 300 g de arroz
  • 50 g de tocino magro o jamón crudo
  • 40 g de parmesano
  • 1 litro de caldo
  • 1/2 cebolla
  • perejil
  • aceite, sal y pimienta

Procedimiento: Desgrane los guisantes, lávelos bien y colóquelos en un recipiente, si no encuentra guisantes frescos, puede utilizar los congelados. Calentar el caldo de verduras previamente preparado, pelar y picar el perejil y cortar el tocino en cubos. En una cacerola, saltee la cebolla picada con la mitad de la mantequilla y dos cucharadas de aceite y déjela dorar a fuego lento durante unos diez minutos.

Luego agregue el tocino, dore y agregue el perejil picado. Después de un par de minutos, agregue los guisantes con una cucharada de aceite, luego agregue el caldo y mezcle cocinando durante 5 minutos. Tan pronto como el caldo vuelva a hervir, vierta el arroz, agregue la sal y cocínelo siguiendo los tiempos de cocción indicados en el paquete, revolviendo con frecuencia. Casi y al final de la cocción agregue la otra mitad de la mantequilla, el parmesano rallado, la pimienta y, si lo prefiere, otro perejil. Ahora revuelva bien y sirva el Risi e Bisi bien caliente.