Pasta y frijoles es un primer plato típico de la cocina italiana. En su extrema sencillez es un plato de pasta al que es difícil decir que no, y en la receta que les presento le he añadido cubitos de tocino, que embellecen los frijoles haciendo la sopa verdaderamente irresistible.

Ingredientes para 4 personas
  • 200 gr ditali rigati (u otra pasta para sopa)
  • 250 gr frijoles precocidos
  • 100 gr tocino ahumado cortado en cubitos
  • Medio vaso de vino blanco
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria
  • 1 rama pequeña de apio
  • Sal y pimienta a gusto
  • Laurel, salvia y romero
  • Aceite de oliva a gusto

Preparación

En una olla grande sofreímos la cebolla, el apio y la zanahoria bien picados con un chorrito de aceite de oliva. Tan pronto como esté listo, agregamos los cubitos de tocino y lo doramos por un par de minutos. Agregamos los frijoles precocidos bien escurridos, sazonamos con sal y pimienta, una ramita de romero, unas hojas de salvia y laurel. Doramos los frijoles durante un par de minutos en la olla para darle sabor, luego esfumamos con el vino blanco. Una vez que se haya evaporado la parte alcohólica del vino, agregamos agua caliente hasta cubrir los frijoles. Tapamos y dejamos cocer la sopa a fuego lento durante 15 minutos.

Tomamos una pequeña parte de los frijoles y los licuamos, esto hará que la sopa quede cremosa, agregamos la pasta, añadiendo más agua caliente. La cantidad de agua a agregar depende de qué tan “espesa” desee la pasta y frijoles. Comprobamos la sal y dejamos cocer la pasta en la sopa de frijoles, revolviendo constantemente.

Servimos con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Buon Appetito!