Las pastas rápidas son una de mis pasiones y especialidades, de hecho, todas las recetas de los kits de @io_cuoco son de salsas expreso que se preparan durante el tiempo de cocción de la pasta. Hoy les presento un plato con una cremosidad irresistible, ideal como solución ahorradora de cenas de última hora. Salsa de tomate, crema de leche fresca, un puñado de tocino cortado en cubitos y ¡el sabor está garantizado!

Ingredientes para 4 personas
    • 400 gr de pulpa de tomate
    • 150 ml de crema de leche fresca líquida
    • 320 gr de Penne Rigate (o la pasta que quieras también Spaghetti)
    • 1 cebolla morada mediana
    • 80 gr de tocino dulce picado
    • Albahaca a gusto
    • Aceite de oliva virgen extra a gusto
    • Sal a gusto
Preparación

Ponemos a hervir el agua en una olla para cocer la pasta y, esperando a que hierva, preparamos la salsa.

En una sartén ponemos la cebolla finamente rebanada, el tocino y dos cucharadas de aceite de oliva y sofreímos durante unos 3 minutos a fuego alto. Añadimos la pulpa de tomate, ajustamos de sal y cocinamos por 15 minutos a fuego moderado.

Cuando el agua hierve, le ponemos la sal y ponemos la pasta, dejándola cocer durante el tiempo indicado en el paquete. Mientras tanto, agregamos la crema de leche fresca a la salsa, mezclamos para amalgamar todo, y condimentamos con hojas de albahaca y, una vez que la pasta esté al dente, la escurrimos y la ponemos en la sartén con la salsa. Salteamos la pasta unos instantes para que termine de cocinarse y se mezcle con la salsa.

Para los vegetarianos, es posible reemplazar el tocino con aceitunas negras.

Un buen vino para combinar puede ser un blanco suave, seco y ligero.

Buon Appetito!