El nombre está a indicar a pequeños tordos. Estos ñoquis de pasta aromatizada a naranja y canela están empapados en vino dulce cocido y miel. Son verdaderas delicias y se prepararon tradicionalmente durante el período navideño.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr de harina.
  • 200 ml de vino dulce o vermut.
  • Cascara de 1 naranja.
  • Clavos de olor, cardamomo, anís, canela.
  • Miel al gusto.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • aceite para freír.
  • Sal

Preparación: Tomamos una cacerola y le agregamos el vino blanco, la cascara rallada de una naranja, los clavos de olor y las otras especias, canela, anís, cardamomo, etc. Calentamos el vino hasta que hierva y continuamos cocinando durante un par de minutos. Apagamos y dejamos enfriar.

Si tiene Vermouth (un vino dulce muy aromatizado) puede omitir el paso que se refiere a la preparación del vino aromatizado.

En una tabla de repostería, vertimos la harina con un hueco en el centro (fuente), en el que verteremos el vino dulce cocido y una cucharadita generosa de canela molida. Mezclamos todo bien hasta obtener una masa homogénea y elástica.

Tomamos porciones de la masa y las enrollamos sobre la superficie con harina, hasta obtener palitos de aproximadamente 2 cm de diámetro. Cortamos los palitos en trozos pequeños (como los ñoquis) de unos 3-4 cm de longitud.

Tomamos cada una de los ñoquis y los pasamos sobre una tableta rayada, para darles las ranuras. Si no tiene la tableta rallada, puede usar un tenedor para darle las ranuras.

Tomamos una sartén, la llenamos con aceite para freír y la llevamos a temperatura alta. Freímos los turdilli poco a poco, para que no se peguen entre sí y así favorecer la cocción. Cuando están dorados, los escurrimos bien con un cucharón perforado y dejamos que se sequen sobre papel toalla para eliminar el exceso de aceite.

Tomamos una cacerola pequeña y calentamos la miel, que se volverá más fluida al calentarse. En este punto lo tomamos para verterla sobre los turdilli en el plato de portada. Si quieren, pueden espolvorearlos con una poquito de canela adicional.

Servimos los turdilli bien calientes. A veces, en lugar de miel, se pueden mojar en el vino cocido.

Buon Appetito!