En realidad este plato es originario de Istria o Dalmacia, parece que nació en Fiume (Rijeka), una ciudad de la costa croata.

Sobre el origen del nombre hay un par de versiones, de hecho, el término "busara", para unos hace referencia a la gran olla de hierro o de barro que usan los pescadores para preparar comidas en los barcos de pesca, para otros a la palabra "busiara" que en el dialecto de Trieste significa engañar, mentir. De hecho, se dice que la receta sería mentirosa porque en el pasado, los marineros utilizaban las sobras de pescado y mariscos para prepararla, vendiendo así una especie de sopa hecha con sobras como un plato refinado.


 

Ingredientes:

  • Gambas o langostinos 1 kg.
  • Tomates pelados 300 gr.
  • Ajo 1 diente.
  • Peperoncino (Chile) 1.
  • Vino blanco seco 1/2 vaso.
  • Perejil picado al gusto.
  • Pan rallado 2-3 cucharadas.
  • Aceite de oliva virgen extra q.s.
  • Sal q.s.

Preparación: Lavamos las gambas con agua corriente, las puedes dejar enteras o hacer un corte vertical en el lomo. Doramos el ajo en una sartén con el aceite, agregamos el peperoncino y el pan rallado, que servirá como espesante para el tomate, y revolvemos con una cuchara de madera para evitar que se oscurezca demasiado. Agregamos las gambas, sin superponerlas para que la cocción sea uniforme, y esfumamos con el vino blanco.

Pasados ​​un par de minutos, sazonamos con sal y agregamos los tomates pelados, mezclamos y cubrimos con la tapa, dejando continuar la cocción durante otro 15-20 minutos. Picamos el perejil y lo añadimos a la sartén, y una vez que las gambas estén listas, retiramos el ajo, si lo prefieres también el peperoncino y servimos.

Se puedes sustituir el ajo por chalotas, y si se quieres dar un sabor particular, se puedes añadir una bolsita de azafrán, disolviéndolo en vino blanco tibio y añadiéndolo a la sartén.

Se pueden servir como plato principal, pero son excelentes para condimentar unos espaguetis.

Va bien con un vino blanco seco, o incluso con un tinto afrutado, mejor si es ligeramente espumoso.

Buon appetito!