Quizás poco conocida hoy en día, que nace de la necesidad de recuperar la carne utilizada para preparar el caldo que, al final de la cocción, estaba seca y casi insípida. Nació en las tabernas romanas, que, como siempre, saben sacar a relucir platos sabrosos, incluso de los residuos.

De hecho, la carne utilizada para hacer el caldo, luego se deshilachaba finamente, de ahí el nombre, carne "batida" (picchiapò), hay otra versión que dice que deriva de una fábula en prosa romana de Trilussa que habla de un personaje de nombre Picchiabbò. La carne deshilachada se guisaba con la cebolla, patatas (a veces) y tomate, obteniendo así un plato sabroso incluso con la carne que se había empobrecido en sabor durante la cocción del caldo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 gr de músculo de ternera hervido.
  • 400 gr de tomates pelados.
  • 2 cebollas medianas.
  • 1 ramita de mejorana.
  • ½ vaso de vino blanco.
  • ½ vaso de leche.
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto.
  • Pimienta al gusto.
  • Sal q.s.

Preparación: Tomamos la carne hervida del caldo, quitamos la grasa y las partes callosas, la deshilamos a mano siguiendo los filamentos musculares de la carne y apartamos los pedazos.

En una cazuela (preferiblemente de barro) ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, las dos cebollas picadas y la doramos bien durante 4-5 minutos, revolviendo bien, esfumamos con media copa de vino. Dejamos que el vino se evapore, luego agregamos la sal, la mejorana y los tomates pelados. Dejamos hervir a fuego lento durante unos 30 minutos con la tapa en la cazuela. Cuando la salsa se haya reducido, retiramos la tapa y agregamos el medio vaso de leche, una pizca de pimienta (si lo prefiere, puede agregar pimienta en grano) y las tiras de ternera hervida. Mezclamos bien y seguimos cocinando por otros 10-15 minutos.

La carne hervida a la Picchiapò debe servirse caliente, quizás acompañada de patatas hervidas.

Para consumir acompañado de un vino tinto, tranquilo y seco, como el Cesanese del Piglio DOCG.

Buon Appetito!