El nombre deriva del término capone, que se usaba en Sicilia para indicar el pez Lampuga (dorado), un pez típico del mar Mediterráneo, que, siendo precioso, se servía en las comidas de los aristócratas. Las personas que no podían pagar el pescado, por lo tanto, lo reemplazaron con las berenjenas.

Ingredientes
  • 1 kg de berenjenas moradas
  • 500 g de tomates pelados una cebolla roja
  • 60 gr de vinagre de vino blanco
  • 40 gr de corazón de apio
  • 40 gr de piñones (o almendras)
  • 20 aceitunas verdes en salmuera
  • 10 hojas de albahaca
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • Azúcar q.s.
  • Aceite de oliva virgen extra q.s.
  • Sal q.s.
Preparación

Cortamos las berenjenas en dados no muy pequeños, salamos y mezclamos y la ponemos en un colador a escurrir 30-40 minutos, para que salga el agua amarga de la vegetación.

Doramos la cebolla, finamente cortada, en una cacerola con 40 gr de aceite, a fuego muy lento, durante unos diez minutos. Cortamos los tomates pelados en tiras, cortamos el corazón de apio en tiras, la parte interior más suave y ligera, y también picamos las hojas. Mezclamos los tomates y el apio en la cacerola con las cebollas y, a los 5 minutos, añadimos las aceitunas picadas, las alcaparras y los piñones.

Exprimimos ligeramente las berenjenas, y tras pasarlas sobre papel de cocina, las secamos bien. La freímos de poco a poco en dos dedos de aceite de oliva virgen extra durante 7-8 minutos, hasta que tomen un color dorado, la escurrimos y la ponerlas en la cacerola con el resto de ingredientes.

Cocinamos todo durante 2-3 minutos, añadimos la albahaca picada, el vinagre, 1 cucharada de azúcar y, si es necesario, una pizca de sal, y subimos el fuego para que se evapore el vinagre, finalmente apagamos y dejamos enfriar la caponata por lo menos 2 horas antes de servir. Lo ideal es prepararlo el día anterior.

El gran maridaje es con vinos rosados ​​intensos o tintos en las versiones más jóvenes, suaves y afrutadas.

Buon Appetito!