En estos días de Covid-19, en cuarentena completa, las formas de pasar los días son realmente muchas y divertidas y, sin duda, pensar en cómo te vistes será parte de la vida cotidiana. ¡Oh, sí, incluso en este período, tienes que vestirte, para dar una sensación de continuidad y rutina y no permanecer en pijama todo el día!. Los momentos están marcados por chats con amigos, el aperitivo virtual, el trabajo inteligente, la cita fitness del yoga, hasta el clásico para la limpieza de la casa, porque nunca como en estos momentos debes ordenar el hogar.



En estos momentos, la web es el maestro, que nos da la posibilidad de estar conectados con todo y con todos y, por lo tanto, como en una cita real, tenemos que presentarnos a los demás. Para el trabajo inteligente, prácticamente todos se visten como siempre, optando solo por la parte superior del cuerpo, en algunos casos dando vida a situaciones cómicas de hombres con chaquetas y corbatas combinadas con pantalones cortos y zapatillas (en el mejor de los casos)



Para el momento del aperitivo, te vistes completamente o al menos miras mucho los detalles para darle un toque diferente a tu atuendo y te sientes más bella, una necesidad que ayuda a las personas a romper con la larga cuarentena. En los momentos de fitness y yoga te dejas llevar a todas las combinaciones como si estuvieras, en todos los sentidos, en un gimnasio, gracias a la web, que con los diversos sitios disponibles, con unos pocos dólares, podemos combinar nuestra ropa de varias maneras, desde lo más moderno hasta lo más técnico, todo en nombre de la continuidad. Otros momentos clave del día para administrar son los de la limpieza de la cocina y la casa; ahí sí, a menos de ocasiones especiales, las cosas que vamos a usar son las del día a día, las que nos dan la oportunidad de sacar de la gaveta las licras del 2000 o los pantalones cortos de cuando fuimos a jugar al fútbol, ​​esta ocasión, de la cuarentena, que nos permitirá hacer limpieza y selección, de todos nuestros armarios y cajones que dan un nuevo espacio a las cosas que pronto volveremos a probar y comprar en sesiones de compras desenfrenadas.