Con la apertura del segundo bloque de empresas que pueden empezar a trabajar en Panamá, ya se empezó a mover la economía. El ritmo lo dictará la demanda, y como esto es como una rueda, hay que tener un poco de paciencia para que la rueda empiece a agarrar velocidad – cuanta velocidad agarre la rueda, no se sabe todavía, pero se tiene que mover.

Todavía falta algo de tiempo para que la MIPYMES empiecen a trabajar, así que ahora mismo es el tiempo para evaluar las opciones que los empresarios de este tipo de empresas tienen en estos momentos.

Esta claro que muchas MIPYMES difícilmente van a poder reabrir, ya que el estar cerrados por unos 90 días no es fácil para un pequeño empresario. Lo más probable es que muchas MIPYMES se vayan a la quiebra, y esto es de esperarse. Lamentablemente, esta quiebra provocara muchas cosas, por ejemplo, el no pago de muchas deudas incluyendo salarios y liquidaciones, por ejemplo, que es lo que más va a afectar la economía.

Otro grupo de empresas podrá abrir, sin embargo, todo indica que la economía no se va a mover rápido, y los ingresos no sean los suficientes para poder pagar las cuentas que se vayan generando. Esto nos llevara a que este grupo de empresas quiebren de aquí al mes de diciembre de 2020, y los más probable es que la mayoría de estas empresas también lleguen a el no pago de sus cuentas, incluyendo salarios.

Existirá otro grupo que, si va a poder subsistir a la cuarentena y a una economía lenta, por lo menos en el 2020. Estas empresas tienen que andar con mucha cautela para poder subsistir en el 2020 y esperar que el 2021 sea mucho mejor. Recuerde que estamos a merced de la demanda, y la misma dependerá de como le va a la economía. No todos los productos y servicios son necesidades básicas, por lo que las otras “necesidades” requerirán de empujoncitos para que se reanimen o animen. Los empujoncitos pueden venir en forma de descuentos, de promociones, de activaciones, de estímulos, etc.. Recuerde que tiene que ser innovador, para que lo que usted venda se note.

Pero también abrirán empresas nuevas. La razón principal: es que las crisis traen sus oportunidades, y hay que saber leerlas. Esto se ha visto a través del tiempo, y nada indica que en estos tiempos no suceda lo mismo. Por ejemplo, el delivery ha sido un negocio de oportunidad, que se aprovechó en la cuarentena, y lo mas probable es que su impacto en la economía se mantenga de ahora en adelante.

También nos encontramos con que el negocio de e-commerce con delivery, es el complemento ideal para cualquier empresa, por lo que debe preparar su negocio, de cualquier tamaño, para que pueda complementarlo con este formato. Hechos como los anteriores, son claros ejemplos de lo que se puede hacer para subsistir, y hasta para tener éxito. Como usted lo aprovecha en su negocio, es un tema de pensar fuera de la caja, y ponerse a trabajar en mejorar su empresa.

Pero la innovación es un arma que debemos tener a mano en momentos como este. Usted no se puede poner a llorar y decir que el COVID19 derrumbo su negocio. Nos afectó a todos. Lo que hay es que ponerse a pensar todo lo que tenemos que hacer para salir adelante. No se quede pensando en el pasado, solo puede pensar en el futuro y como atacarlo.

Lo primero es hacer un flujo de caja de su operación actual y/o futura. Esto nos permitirá el poder tener una mejor idea de las cosas que tenemos que hacer para subsistir. Es decir, una vez que tengo un flujo de caja puedo determinar cuántos ingresos necesito. Así entonces puedo responder la primera pregunta – ¿puedo hacer estos ingresos? ¿Estará la demanda acorde con estos ingresos? ¿Puedo mantener los mismos precios, o tengo que bajarlos?

Otra pregunta importante, ¿qué gastos puedo recortar? Lo primero que va a cortar son los salarios. Obvio que quisiéramos mantener trabajando a todos, pero hay veces que esto se va a tornar imposible. Se pueden tomar decisiones de trabajar menos horas, de bajar los salarios a todos para que todos se puedan mantener trabajando y cobrando algo, pero también podemos tomar decisiones de infraestructura ¿puedo seguir pagando alquiler?

¿Podemos trabajar en remoto? A esto último, no le tenga miedo, al contrario, podrá encontrar muchos pros para convertir muchos trabajos en teletrabajo aprovechando la ley. ¿Qué otros gastos puedo reducir con esto? Electricidad, internet, teléfonos, cafetería, además que esto permite el poder tener un mejor control sobre la bioseguridad.

Pero si no necesita una oficina, ¿puede trabajar completamente desde su casa y sin empleados? ¿Tengo que reinventar completamente mi negocio o me tengo que reinventar yo mismo? ¿Qué productos o servicios realmente tendrán demanda? ¿Como puedo ofrecerlos con o sin competencia?

Si tiene que cerrar su empresa y reinventarse, no se deprima ya que es lo peor que puede hacer. Empezar desde 0 no tiene nada de malo. Tiene que pensar en el futuro, y enfocarse en cómo salir adelante. Deje de echarle la culpa a otras personas o entes o virus por su desgracia. Realmente es un caso fortuito, que afecto a todo el mundo y todo el mundo tienen que salir adelante. Muy probablemente no se consigan trabajos como asalariados, así que hay que jugársela como independientes. Y recuerde que hay diferentes maneras de trabajar como independiente, y con su cédula puede crear su compañía en www.panamaemprende.com y no ser un completo informal. Recuerde que deberá pagar impuestos, y que dependiendo de su producto o servicio deberá cobrar y pagar ITBMS si su facturación anual llega a su máximo para persona natural y jurídica.

Esto quiere decir que tenemos que buscar oportunidades en el mercado, ¿qué necesidades hay? ¿Cuántos clientes podrá haber? ¿Cuánto estarían dispuestos a pagar? ¿Qué costos y gastos tiene esta actividad? ¿Es suficiente la ganancia para vivir? ¿Hay competencia? ¿Es algo que se puede hacer a largo plazo, o es una actividad a corto plazo?

Si no sabe hacer esto, no se preocupe, pida ayuda. Existimos muchos profesionales que podemos ayudarles a llevar a su empresa a buen puerto – reorganizando, restructurando, asesorándolo, financieramente, contablemente, etc. También se le puede ayudar a eliminar problemas, a buscar alternativas, a pensar fuera de la caja, etc. No piense que está solo.

Cualquier tipo de empresa, de cualquier tamaño, después de 90 días de cuarentena tendrá que reinventarse. No solo las MIPYMES están sufriendo, todas las empresas tienen problemas, unas con más 0’s que otras. Así que la reinvención será fundamental. Yo sé que esto no es fácil, pero tampoco imposible.

Lo principal es seguir adelante, no se desanime, busque alternativas, piense fuera de la caja, salgase de su zona de confort, observe que necesita la gente y como llevárselo. Si hace esto, estoy seguro que podrán encontrar algo que pueda hacer de ahora en adelante.