Las empresas familiares de cualquier tamaño generalmente tienen muchas ineficiencias y como son manejadas por un patriarca, con muchos años de experiencia, pero no necesariamente con formación formal en gerencia, nos encontramos con fallas graves en su manejo.

Los dueños de empresas familiares tienen metido su capital (todo o gran parte) en la empresa, por lo que es imprescindible que mantengan su patrimonio a flote en todo momento. A nadie le gustaría que su patrimonio, que ha crecido a través de los años, a través de mucho trabajo y esfuerzo, se desvanezca de la noche a la mañana. Pero esto va a seguir sucediendo, mientras los patriarcas no entiendan que los tiempos cambian, y las empresas deben cambiar también.El planeamiento estratégico es fundamental para las empresas, es decir, todas necesitan de presupuestos anuales y quinquenales, planeamiento financiero, planes y estrategias de mercadeo, planes de venta, planes y estrategias operativas, etc. Pero en la mayoría de las empresas en Panama no se encuentra la mayoría de estas cosas. Tampoco encontramos un organigrama (por pequeño que sea), y tampoco descripción de puestos, procesos, etc.
Pero cuando empiezan los problemas, lo primero que uno piensa es como recobrar el patrimonio, de alguna manera, y piensa en vender. Hay que evitar siempre el vender, sin haber hecho nuestro trabajo de planeamiento. Pero, antes de vender debes planear. Es decir, hacer todo un proceso de planeamiento total en la empresa, lo que los gringos llaman un Exit Strategy, que lleve a la empresa a ganar valor y prepararla tanto para una venta o para una sucesión, y/o ambas.

La primera pregunta que deben de responder es ¿Por qué quieres vender?, y generalmente nos encontramos con las siguientes respuestas:

  1. LBO (leveraged buy-out) para algún familiar.
  2. Llego una crisis y quiero estar preparado para vender en caso de ser necesario.
  3. Esperar una buena oportunidad de vender.
  4. El modelo cambia, y hay que vender antes que termine de cambiar.

Pero esta no es la única pregunta. Y la siguiente es fundamental. ¿Cuánto necesita de esta venta? Deben estar preparados mentalmente para vender. ¿Quieres trabajar en la empresa después de la venta? ¿O quieres seguir trabajando en otra cosa? ¿O simplemente te quieres retirar?

Si le vendes a algún familiar, ¿quieres seguir ayudando en la empresa?

Dependiendo de cuan listo este para vender, puedes tener varias opciones de salida, pero todas requieren de tiempo para planificarlas bien.

  • Una transferencia interna o externa requiere de un cambio en la estructura. Es decir, si es externa, la empresa debe migrar a ser una empresa profesional con el equipo mínimo necesario para funcionar correctamente sin que el patriarca tome decisiones. Esto se dice muy fácilmente, pero no necesariamente es el caso siempre. El patriarca necesita estar preparado para esto, ya que, si no, nunca habrá un traspaso efectivo del mando. Si la transferencia es interna, es decir a algún hijo o familiar, las modificaciones empiezan con el que va a “heredar” la administración. No solo tiene que estar completamente entrenado para el “takeover”, sino que tiene que ser también aceptado, y a veces esto último es lo que más cuesta.
  • El Employee Stock Ownership Plan (ESOP) o Plan de Acciones para los Empleados es una estrategia que empodera a los empleados, pero que no necesariamente les da el empowerment completo para que el patriarca suelte la empresa. En muchos caso, el patriarca tiene que nombrar una administración profesional para llevar a cabo la transición.
  • El Management Buy out (MBO) o compra por parte de la gerencia, es una opción para el patriarca si realmente tiene una estructura gerencial, o por lo menos un líder capacitado entre sus gerentes, para liderizar la empresa. Aquí el patriarca se la puede jugar si negocia el MBO con pagos parciales, en este caso debe tener un equipo gerencial que realmente haga el trabajo, pero si negocia un solo pago, entonces, no tiene que pensar en esto realmente.

De cualquier manera, el patriarca debe hacer un trabajo previo antes de pensar en “salir” de su propia empresa, y esto empieza con una estrategia de crecimiento, preparar el terreno para sus herederos o contratar mejores gerentes, crecer el valor de la empresa, sacar sus gastos personales de la empresa, entre otras cosas. De cualquier manera, también debe:

  1. Establecer metas para su “salida”.
  2. Debe prepararse tanto financiera como mentalmente.
  3. Debe encontrar y escoger una opción de “salida” adecuada, la que más le convenga.
  4. Debe entender el valor de la opción escogida
Probablemente, la mejor salida para cualquier patriarca va a ser la venta de su empresa, para esto debe recordar que uno no se debe enamorar de las empresas, sino estar abierto a cualquier oferta por la misma que haga sentido. Para esto, la primera recomendación es la de hacer valuaciones de su empresa de forma constante. Así podrá mantener un control sobre el valor que se le va añadiendo a la misma con las acciones anuales que se hacen. Les recomiendo también que tengan un control sobre los gastos personales que le imputan a sus empresas, ya que esto juega a su favor en el momento de vender la empresa.

Ud. no tiene que vender sin previo aviso, a veces uno puede tomarse su tiempo, tratando de mejorar la empresa a su potencial antes de venderla, para esto es la Estrategia de Salida, y el planeamiento que se debe hacer antes de “salir” de la misma.

Tampoco piense que su hijo/a es su mejor opción. Haga un análisis objetivo sobre la capacidad de su heredero antes de tomar una decisión. No fuerce a ninguno a hacerlo. Esto puede ser lo peor que puede hacer. A veces es mejor tomar la decisión de vender la empresa antes de dejarla a un familiar. Lo otro que puede hacer es volcarse a un equipo gerencial profesional y una Junta Directiva que este pendiente de la empresa, con algunos directores externos, incluyendo al Gerente General de la misma para mantener los ingresos que los accionistas necesitan. Esto es más complicado, pero no imposible de hacer, pero como lo anterior, también requiere de una estrategia.

Consulte un experto que lo pueda llevar a buen puerto, con una estrategia definida, y que pueda obtener los resultados que requieran los objetivos trazados. Y recuerde, PLANIFIQUE.