Unas 1,000 abarroterías o minisuper en Panamá, que se encuentran cerrados por la crisis sanitarias del COVID-19 se preparan para reabrir dentro del Plan "Tiendas seguras" que impulsan el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI).

El Plan “Tiendas seguras”, creado por el Sistema Coca-Cola, va acorde con otras iniciativas gubernamentales de protección a los establecimientos comerciales comunitarios, promoviendo la continuidad de las operaciones, así como prácticas de seguridad e higiene para los comercios y consumidores, “por ello, el SIP y el MICI se sienten complacidos de realizar esta alianza”, destacó el ministro del MICI Ramón Martínez.

El ministro Martínez explicó, además, que ya se ejecutan acciones que buscan reactivar la economía y este proyecto va en esa línea. “El SIP nos ha informado que el plan tendrá diferentes fases. En la primera etapa darán consejos a los propietarios, administradores y personal de las tiendas de venta de alimentos y bebidas de cómo manipular de forma segura, no solo los productos que poseen en su negocio, sino que además darán recomendaciones de cómo tratar al cliente y recordar el distanciamiento físico que deben tener entre ellos”, puntualizó.

Por su parte, Aldo Mangravita, presidente del SIP, agradeció al Sistema Coca-Cola por esta iniciativa, que conlleva la realización de acercamientos con diferentes empresas del sector industrial, las cuales “tomamos el reto y hacemos un llamado a las demás empresas del sector para que nos unamos y podamos realizar acciones que beneficien a este y otros sectores del país. Iniciativas como ésta nos ayudarán a lograr sostenibilidad de muchos negocios y a reactivar la economía en tiempos tan retadores como en la actual coyuntura”.

Este proyecto cuenta con el apoyo de las empresas Coca-Cola, Coca-Cola FEMSA, Estrella Azul, Cervecería Nacional, Bimbo, Kiener, Kimberly-Clark, Pozuelo, Superior, Proluxsa, Nevada y Bienes Raíces Corona.