9 consejos prácticos para una eficiente planificación financiera e integral

Soñamos tantas veces con ese momento especial, ese viaje en el que compartiremos con la persona a quien nos uniremos para siempre, que hasta tenemos una imagen casi exacta de ese acontecimiento. Sin embargo hay cosas que en ese sueño no se contemplan con tanto detalle, como son el presupuesto, documentación respectiva, vacunación (si fuera necesaria), restricciones a contratos establecidos por vuelo, hoteles, transporte, excursiones, entre otras. Por ello, te damos algunas recomendaciones para planificar este momento tan especial.

Antes de iniciar con las recomendaciones, vale la pena conocer la procedencia del término “luna de miel.¿Por qué se le denomina “luna de miel”?

El origen de la luna de miel tiene varias versiones, una de ellas proviene de Babilonia, de hace más de 4,000 años, donde el padre de la novia le daba al novio toda aquella cerveza de miel que pudiera beber durante un mes o una luna.

En cuanto a los romanos, se dice que la madre de la novia dejaba en la alcoba nupcial cada noche durante un mes, una vasija con miel para los recién casados. Hay quienes manifiestan que fueron los Teutones en

Alemania que comenzaron con esta tradición; ellos celebraban sus bodas solamente bajo la luna llena y luego del evento, los novios bebían licor de miel durante los 30 días posteriores a la boda, a este período se le conoció como “luna de miel”.

Por otro lado se dice que la expresión “luna de miel”, data del siglo XVI, que es de origen escandinavo y viene de una antigua costumbre de Europa septentrional, que significa “el primer mes” o “la primera luna” después de la boda. Durante este período, los novios acostumbraban tomar hidromiel, bebida elaborada a base de vino y miel que aumentaba la fertilidad.

Hoy en día el concepto de luna de miel es diferente, pero mantiene la esencia de la convivencia como pareja solos. Es por ello que el concepto ha variado y ahora significa realizar un viaje a algún lugar romántico, a menudo lejano y exótico, ya sea en el exterior o el interior del país donde se encuentren; es sin duda uno de los momentos más esperados y placenteros para los recién casados, aislándose de su rutina cotidiana para iniciar su vida matrimonial.

Antes de la luna de miel 1.Realiza con tu pareja una lista de los lugares que siempre han querido visitar y busca un factor común entre esos lugares, con el propósito de aclarar cuáles son sus preferencias con respecto al destino del viaje que se elija, por ejemplo, pueden ir a un destino cálido como playas y descansar frente al mar, o escoger un destino natural que conjugue la tranquilidad y paz de la selva o las montañas, o incluso elegir destinos culturales en los que puedan enriquecer su mente, ampliar temas de historia, visitar museos y monumentos.

2.Piensa en las preferencias que tengan de hacer este viaje, si es en pareja o si quieren compartir este espacio con más personas, pues en caso de contratar un tour debes tomar en cuenta que la mayoría de ellos son en grupos.

3.Revisa el presupuesto, este tema de planificación financiera es una de las bases principales del matrimonio y en tu luna de miel no puede faltar. Responder a la pregunta ¿cuánto dinero invertir durante la luna de miel? dependerá en su mayoría a dónde poder viajar.

Hay destinos de todos los precios y esto varía según la distancia y la temporada de vacaciones. a.Entre algunas de las alternativas para ser más eficiente con el presupuesto están: viajar en temporadas baja, escoger destinos en donde se esté dando una baja económica o incluso una depreciación de la moneda de dicho país, “analizar” las ofertas y paquetes de “todo incluido” y se indica “analizar” porque no todas son la mejor opción, pueden utilizar las millas o puntos que tengan de sus planes afiliados a las tarjetas de crédito, aprovechar diversas ofertas como son los boletos aéreos en líneas económicas con poco equipaje, descuentos en hoteles, entre otros.

b.En cuanto a las opciones de hotel, hostales o lugares donde quedarte, se pueden preferir aquellas ubicaciones cerca de la estación del metro para facilitar el acceso. Debes tomar en cuenta que el uso del metro en lugar de alquilar autos es más económico y rápido para recorrer más puntos en una misma ciudad.

c.En caso del destino que elijas y si se tratara de un clima frío, puedes llevar unas cuentas prendas de acá, ya sean prestadas o adquiridas de forma económica, esto te dará más flujo de dinero disponible para tu luna de miel.

d.No te endeudes para llevar a cabo tu luna de miel, ahorra con tiempo o soliciten los regalos en efectivo para irse de viaje, e incluso en caso de no poder efectuar el viaje que anhelan por temas financieros justamente después de la boda, pospongan la fecha de la luna de miel, no pasa nada! Prepárense con tiempo y no inicien su vida de pareja con deudas para este concepto que representan un gasto sin retorno.

4.Anuncia que estarás de luna de miel, cuando hagas tu reserva, pues en ocasiones los hoteles o atracciones a las que van, tienen destalles especiales para esa ocasión de forma gratuita o a bajo costo.

Durante la luna de miel

5.Revisa las condiciones y restricciones de paquetes “todo incluido” o “boleto aéreo en oferta” que adquieras, así podrás prevenir sorpresas.

6.Invierte en experiencias! Recuerda que el objetivo principal en la luna de miel es disfrutar en pareja, pasarla bien y divertirse, es por ello que en cada cosa que hagas o compres siempre búscale un propósito más que simplemente comprar o gastar en cosas que en realidad no necesites. Recuerda que luego de la luna de miel inician una nueva etapa que requiere de otras inversiones y gastos en el hogar. Si deciden hacer ciertas compras, una recomendación sería enfocarse en recuerdos que sirvan para su nuevo hogar, por ejemplo una pintura de cada país que visiten y que les sirva para decorar su hogar. Después de la luna de miel

7.Procura tomar por lo menos un día de descanso antes de volver a la rutina, pues es usual regresar cansados y recuperar energías. 8.Recopila las fotos más hermosas, una buena idea es que las mandes imprimir, para completar tu álbum de boda o retratos para el hogar.

9.Crea una cuenta bancaria o realiza una inversión destinada exclusivamente para coordinar viajes en pareja, e incluso en familia para el futuro.

Lerzy Batista de Díaz, Asesora Financera