Esta semana, el Primer Ministro Francés, Edouard Philippe, anunció oficialmente que, por motivos de salud pública, no se permitirán eventos deportivos en el país galo hasta, al menos, el 1 de septiembre.



En consecuencia, la Liga de Fútbol Profesional de Francia (LFP), tomó la determinación de cancelar la temporada de fútbol 2019/2020, en ambas divisiones.



El cuadro de honor de "Le Championnat" se dictaminó en base a un ranking elaborado en función de los puntos obtenidos por partido jugado, proclamándose como campeón al

PSG

. Este suma así su tercer título consecutivo e irá a la Champions League acompañado del

Marsella

(segundo) y el

Rennes

(tercero).



La liga francesa había trazado un plan para retomar el campeonato a mediados de junio y

jugar,

durante el mes de julio, las 11 jornadas que le restaban, cumpliendo así las directrices de la

UEFA

. La decisión del Gobierno, sin embargo, echó por tierra este plan.


Decisión controvertida.


El

Olympique de Lyon

no acepta la decisión de la

LFP

y anuncia recurrirla

.

Su séptimo puesto actual le priva, de momento, participar en la Copa de Europa.



El club en su comunicado indica que

"se reserva la posibilidad de intentar un recurso y reclamar daños y perjuicios, principalmente por la pérdida de oportunidades a nivel europeo"

, pérdidas que estima en varias decenas de millones de euros.



El Lyon alega que la postura gubernamental no imponía necesariamente un cese definitivo y que la determinación adoptada por la

LFP

fue apresurada.



La ministra de Deportes, Roxana Maracineanu, había apuntado previamente a la posibilidad de jugar en agosto si la evolución de la situación lo permitía.



El club indicó que había propuesto a la

LFP

concluir el campeonato por vía de los "play-off" y con un calendario limitado a tres semanas, coherente con las limitaciones sanitarias.


El precedente de los Paises Bajos


La francesa es la segunda liga de fútbol definitivamente cancelada en Europa



Días atrás, basada en iguales motivos, la

EREDIVISIE

(Liga Profesional de Fútbol de Holanda), decidió dar por terminada la actual temporada.



Pero, a diferencia de lo ocurrido en Francia, no se declaró a un equipo campeón, no hubo ascensos. ni descensos y simplemente se determinó que los dos primeros clasificados disputarían la próxima edición de la Liga de Campeones.



La polémica decisión se adoptó con ésta modalidad dado que, antes del paro obligado por la pandemia, el

AZ Alkmaar

y el

Ajax,

tenían paridad a 56 puntos. Muchos esperaban el ansiado desempate en algún momento del verano. En vez de ello, ambos conjuntos disputarán la próxima edición de la Champions.



Este precedente futbolístico, a juzgar por la decisión de la

LFP

de Francia, podría ser tendencia en varios países europeos.



Se vaticina que Escocia y Bélgica se le sumen en breve. Por otro lado, tres grandes ligas europeas, La Liga Española, la Premier League Inglesa y la Serie A Italiana, confían en poder jugar durante el verano, aunque sin público, todas las jornadas que restan.


Y que pasa con la Bundesliga?


En Alemania, la

Bundesliga

mantiene sus planes de retomar la competición durante el mes de mayo.



Los ministros de deportes de los Estados Federados alemanes, sostienen que el campeonato de fútbol puede reestablecerse

"a mediados o finales de mayo",

claro está, a puerta cerrada.



Atienden por la autorización del gobierno de Angela Merkel y por las medidas de higiene y las condiciones médicas más estrictas que a tal fin debe imponer la Liga Alemana de Fútbol.



La semana pasada la

Bundesliga

había anunciado que estaba preparada para retomar la competición el 9 de mayo. Este supuesto la convertiría en la primera de las grandes ligas europeas en reanudar el fútbol.


Consecuencia de la decisión francesa en la UEFA


La decisión del Gobierno Galo de no permitir los eventos deportivos hasta el mes de septiembre, supone un duro golpe para la

UEFA

.



Esta necesita acuerdos políticos para la disputa de su principal torneo, en un contexto de restricciones fronterizas y de tensión en la Unión Europea.



Tan sólo la Champions implica a cinco países en el 'top ten' del coronavirus (España, Italia, Francia, Alemania e Inglaterra).



No obstante ello la

UEFA

alberga un plan optimista de celebrar las rondas finales de la Champions y la Europa League en agosto.



El

PSG

ya está en cuartos de final de la Copa de Europa y el

Olympique de Lyon

tiene ventaja ante la Juventus (1-0), en su inconcluso cruce de octavos de final.



El problema para la

UEFA

? Nada más y nada menos, que ninguno de los dos equipos franceses podría jugar en sus estadios esos partidos.