Roma, 6 de julio (askanews) - Italia está en la final de la Eurocopa de fútbol. Un penalti de Jorginho da a la Azzurra la final en Wembley. Termina 5-3 tras el 1-1 en la prórroga marcado por Chiesa primero y Morata después. Cansancio en las horas extras. Y entonces llegaron los penaltis. Locatelli hizo una parada. Belotti, Bonucci, Bernardeschi y Jorginho no cometieron errores. Morata, autor del empate de las Furias Rojas, decisivo con su error desde el punto de penalti. La final del domingo en Wembley contra el ganador entre Inglaterra y Dinamarca, que jugarán mañana por la noche en la segunda semifinal.

Un partido para enmarcar y contar. El homenaje a Raffaella Carrà, cuyas canciones se emitieron durante el calentamiento, fue aplaudido por los aficionados de Wembley. Italia y España unidas en el recuerdo de la showgirl Italiana. Entonces fue un reto como en una plataforma de esgrima. Italia empieza mejor y en el primer cuarto de hora acorrala a España. A los 4′ hay una ocasión para los azzurri con Barella que intenta eludir a la defensa española, luego dispara con Unai Simón batido, el balón contra el poste, pero el árbitro detiene la jugada por fuera de juego. España se defiende y en el 15′ Ferrán Torres manda su remate apenas desviado. En el 18′ Italia lleva peligro en la elaboración de un tiro libre de Insigne que ve la inserción de Immobile que es golpeado por Unai Simon. A los 3′ ocasión increíble para Italia: Emerson se anticipa a Unai Simon, se la da a Immobile que no encuentra el momento de chutar, se la pasa a Barella que a su vez no encuentra el espacio para el disparo y España salva. Pero el equipo ibérico no se queda de brazos cruzados y en el 25′ está cerca de adelantarse en el marcador: Dani Olmo encuentra un balón en el área en el punto de penalti y dispara, Donnarumma se estira y salva a Italia.