Según la tradición, la Serenísima se fundó el 25 de marzo del año 421, fecha que coincidiría con la construcción de la iglesia de San Giacomo, primer asentamiento de Rialto. Cumple 1.600 años, de historia, innovación, integración, hospitalidad y belleza que el mundo entero admira.

Para narrar cómo se desarrollaron los hechos existe un documento, la Chronaca Altinate

"En el año 421 en el día 25 de marzo, en pleno lunes santo, se dio inicio a esta ilustrísima y excelsa ciudad cristiana y maravillosa, encontrándose en ese momento en una singular disposición del Cielo. El clima, la estación, el mes, la semana, el día y la hora, junto con muchos otros entornos, eran presagios de su grandeza, a la que el Supremo Creador debía concederle una gran mano. La sede de San Pedro Pontífice Máximo, en la que tenía su residencia el Papa Celestino II. En el Imperio se encontraban Teodosio el Joven, y Valentín, y se sabía que dicha Ciudad era Celeste, y Valenti, los habitantes de la misma, e igualmente dotados de humildad, riqueza y prudencia".

Según este escrito, Venecia se fundó trece años después de la llegada de los Venetos a la laguna, y el mes, el día y la hora se eligieron en función de la conjunción astral.

Las celebraciones comenzaron el 25 de marzo de 2021, pero continuarán también en 2022 para que la gente pueda visitar la ciudad y admirar sus bellezas. Un momento ciertamente importante que podría coincidir con la reactivación de la economía. El programa está lleno de compromisos. Las celebraciones se abrirán con la misa del Patriarca Francesco Moraglia.

Para la ocasión, el Ministerio de Desarrollo Económico ha emitido un sello conmemorativo, con un valor de 1,15 euros y una tirada de 500 mil ejemplares. Está impreso por el Istituto Poligrafico e Zecca dello Stato Spa en papel blanco, con un diseño del Centro Filatélico de la Dirección de Operaciones del Istituto Poligrafico e Zecca dello Stato. La viñeta reproduce la xilografía "La Veduta di Venezia a volo d'uccello" (Vista de Venecia a vista de pájaro) de Iacopo de' Barbari, fechada en 1500, cuyas matrices de madera originales y un ejemplar se conservan en el Museo Correr de Venecia; arriba, a la derecha, aparece el logotipo de Venecia 1600, que representa la columna con el león alado de la Piazzetta San Marco, las cúpulas de la Basílica de San Marco y los típicos vanos de la fachada del Palacio Ducal.

El Corriere di Panamá desea un feliz cumpleaños a Venecia. Ciudad donde las piedras se convierten en agua, la madera se convierte en piedra y los farolas tienen el color del atardecer. Ciudad que, desde los tiempos de la Serenísima República, es Stato da Mar y Stato da Tera. Una ciudad que en estos 1600 años se ha convertido en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y que reivindica su vocación de crecimiento y desarrollo. Una ciudad con una historia milenaria que sigue siendo única en el mundo.


Tags