Cultura

Lombardia

.

6/10/2020 3:46:00 PM



Situada al sur del continente Europeo, encerrada por la cadena montañosa de los Alpes al norte y con mucha costa, en los restantes puntos cardinales, que se extiende sobre el Mar Adriático, Tirreno, Iónico y Mediterráneo, se encuentra una península que es el hogar de una nación singular, cuya forma geográfica inigualable es la de una bota perfecta, como para aludir ser la base de tantos elementos relacionados con la vida en el mundo. Italia, el epicentro de la historia, la cultura, la gastronomía, la manufactura, la moda, la tecnología y muchos otros aspectos de la humanidad, a pesar de que es pequeña geográficamente, es muy amplia de conocer por lo que concierne a la historia y la cultura, de manera tal que hoy comenzaremos un viaje por las veinte regiones que la conforman, para que todos puedan aprender un poco más de ésta maravillosa Nuestra Italia.



Es menester, ante la actual tragedia del COVID-19, rendir homenaje a la lucha que el pueblo italiano está llevando a cabo y así comenzaremos nuestro viaje desde la región más afectada, Lombardía.



Esta es una de las regiones más grandes de Italia con 23.864 km2 y con poco más de diez millones de habitantes situada en el norte más septentrional de la península, limitando con Suiza. Su territorio se extiende desde los Alpes, donde apreciamos el encanto particular del paisaje de la Valtellina, descendiendo a través de las extensas colinas de Franciacorta, famosa por sus viñedos, pasando desde los famosos y hermosos lagos de GardaComo y Maggiore, hasta la Pianura Padana, donde en la zona de Lomellina, se produce uno de los arroces de mayor calidad en el mundo.



Lombardía es una tierra rica en naturaleza, historia, arte y cultura, que se mezcla con las actividades agrícolas, el turismo, el sólido sector industrial, la innovación, el comercio mundial, la tecnología, la moda y la vida moderna.



La historia nos cuenta que probablemente ya en el siglo VI a.C., fue poblada por los antiguos Etruscos después por los Celtas y fue durante mucho tiempo parte del territorio Galo. Luego los Romanos la conquistaron, doscientos años antes de Cristo y fue recorrida por las principales rutas que conectaban Roma con el norte del Imperio y constelada de numerosas e importantes ciudades, alcanzó prosperidad económica y siempre tuvo gran importancia política y militar como base romana en el norte de Europa.



En la Edad Media sufrió la dominación bárbara de los Longobardos que hicieron de Pavía su capital y de quienes derivó el nombre de Longobardia que más tarde mutó a Lombardía.



Del dominio Longobardo, pasó en el siglo VII d.C. a la ocupación francesa que introdujo el sistema feudal y más tarde fue sometida al poder de la Iglesia. De las diversas luchas entre obispos, señores feudales y nuevos órdenes y clases de la ciudad, surgió la Institución Municipal que caracterizó la vida política y social lombarda, desde principios del siglo XII. Entre los municipios, la influencia de la ciudad de Milán se afirmó gradualmente.



Pero luego surgieron los conflictos interinos de los municipios lombardos, entre los más notos se recuerdan las disputas legendarias entre Guelfi y Ghibellini, que llevaron a la desacreditación progresiva del régimen municipal, favoreciendo el establecimiento de las Familias Señoriales y entre ellas una de las más famosas la de los Visconti. Con la consolidación de éstos últimos en Milán, se inició la formación de un gran estado. Fue entonces cuando el Ducado de Milán fue disputado por Francia y España y pasó permanentemente a ésta última desde 1535 y luego, después de la Guerra de secesión española, a Austria.



Después de la Restauración de 1815 formó, con Venecia, el Reino Lombardo-Veneto y así quedó conformada administrativamente más o menos en los límites actuales. Una vez que se unió al Reino de Italia, después de la guerra de 1859, la Lombardia fue anexada al Piemonte y a partir de entonces compartió los acontecimientos del estado italiano.



Hoy la región está dividida en doce provincias y cada una de ellas contiene tesoros bien conocidos que dan fe del recorrido histórico y de la influencia cultural heterogénea recibida, entre las que mencionamos en Brescia, el Monasterio de San Salvador; en Bérgamola Academia de Carrarala Capilla Colleoni y el Teatro Donizetti, dedicado al conocido compositor y más ilustre Bergamasco; Como, frente al lago del mismo nombre cuenta con hermosos edificios neoclásicos como Villa OlmoCremona, donde se puede apreciar su Catedral que abarca el estilo románico, gótico y renacentista. Además, la ciudad mantiene viva la tradición de los lutieres, que tuvieron en Antonio Stradivari la máxima expresión; Lecco, debe su fama a la obra maestra de Alessandro Manzoni “I Promessi Sposi” de la cual es el escenario; Lodi, una ciudad medieval que se encuentra rodeada por las arcadas características de la Plaza de la Victoria, sobre la que se asoman la Catedral y el AyuntamientoMantova, nombrada Capital Cultural de Italia en 2016 es el antiguo feudo de Los Gonzaga y cuenta con el Palacio Ducal y la Basílica di San Andrea, además de ser el escenario de la famosa ópera “Rigoletto”; Milano, la capital de la Región, además capital  económica e industrial de Italia, allí se encuentra la famosa Pinacoteca di Brera, fundada por Napoleón Bonaparte que exhibe la obra maestra de Leonardo da Vinci, el fresco “La última cena”. Además, Milán cuenta con el famoso Teatro Alla Scala, un verdadero templo de la ópera y la lírica, Il Duomo (la Catedral) de estilo gótico y la Piazza del Duomo rodeada por la Galleria Vittorio Emanuele II y el Palacio RealMonza e Brianza, cuenta con el Parque de la Villa Real de cuyo complejo forma parte del reconocido Autódromo de Monza donde retumban las emocionantes competiciones de Fórmula 1, es la ciudad de las Cien Torres, del Castello Visconteo y la famosa UniversidadSondrio, con su maravilloso Castello Masegra debe su encanto a la fusión de elementos de diferentes épocas; Varese, es la “ciudad jardín”, muy reconocido su Palazzo Estense.



Después de este vertiginoso recorrido por la geografía, la historia y la cultura de Lombardía, no podemos irnos sin hacer referencia a las especialidades gastronómicas de la región, comencemos con la bresaola, pasemos a los pizzoccheri (tallarines especiales), para luego degustar el arroz con azafrán y seguidamente el filete o chuleta a la milanesa, nos encontramos con los exquisitos quesos mascarponegorgonzola y bel paese y nos deslizamos al postre con el reconocido panettone milanés, los amaretti di saronno, la torta sbriciolona (el pastel desmoronado) de Mantova y el turrón de Cremona, todos bañados por los vinos de Bonarda y Barbera, para así culminar con el famoso vino espumoso Franciacorta, chin chin, salud y hasta pronto…