Este año se celebra el bicentenario de la muerte de Napoleón Bonaparte, que falleció el 5 de mayo de 1821 durante su exilio en Santa Elena. El presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, celebrará el 200 aniversario con un discurso en el que abordará el legado que dejó el emperador, un personaje tan admirado como controvertido en la historia de Francia.
De hecho, dos siglos después de su muerte, políticos, historiadores e instituciones, se enfrentan a las múltiples facetas de esta figura, desde los lados positivos hasta los más difíciles y embarazosos. Como la acusación de "esclavitud" formulada en las últimas semanas por la Fondation pour la Memoire de l'Esclavage. Las celebraciones napoleónicas en Francia han suscitado polémica, pero el Elíseo señala que el jefe del Estado no evitará destacar las sombras de la carrera del emperador.

Tags