Panamá anunció el levantamiento de nuevas restricciones en materia de comercios, como consecuencia de mejores indicadores sanitarios, en su lucha por controlar la propagación del COVID-19.

El Ministro de salud, Luis Francisco Sucre anunció que a partir del próximo lunes 19 de abril el toque de queda en todo el país será de 12 de la media noche a cuatro de la mañana y se permitirá la apertura de bares con terrazas al aire libre.

Dijo también que a partir del 19 de abril quedará permitido la asistencia de público a las actividades deportivas al aire libre con un aforo del 25% y sin venta de licor.

Se les permitirá a los negocios que así lo estimen abrir hasta las 11 de la noche para que tengan mayor oportunidad de atender a sus clientes, agregó Sucre.

Paralelamente informó que a partir del próximo sábado 17 de abril se levanta la cuarentena de los fines de semana en el distrito de Changuinola en la provincia de Bocas del Toro, ello gracias a que ha presentado en las últimas semanas índices favorables.

“El anuncio de estas nuevas aperturas no significa que le hemos ganado la batalla al virus, muy por el contrario, implica que no debemos bajar la guardia y seguir manteniendo las medidas de bioseguridad”, puntualizó el ministro de salud.

Sucre recalcó que Panamá ha mantenido un índice sostenido en el número de casos detectados, con una positividad de casos nuevos en esta semana del 3.9%, por debajo del promedio.

“Somos uno de los países de la región que mantiene también los casos activos más bajos los cuales oscilan en 1.1%, mientras que mantenemos de manera sostenida un 97% de recuperados y la letalidad más baja de la región situada en 1.7%; lo que se traduce en un manejo adecuado de la pandemia hasta este momento”, expresó.

Anunció además que a partir del lunes 19 de abril en el Aeropuerto de Tocumen se hará obligatoria la prueba COVID-19 molecular, la cual es más específica con menor margen de error, para todos los viajeros que ingresen al país.

Al mismo tiempo informó que se decidió reducir de cinco a tres días el aislamiento de todos los viajeros procedentes de Suramérica.

“Gracias a la vigilancia epidemiológica y genómica que hemos mantenido en todas las entradas al país hemos podido detectar en Panamá cuatro cepas y variantes del Nuevo Coronavirus: sudafricana, la brasileña, del Reino Unido, y californiana, por lo que como país y autoridades estamos obligados a seguir reforzando la vigilancia epidemiológica y genómica con el único propósito de detectar, controlar y prevenir su propagación”, añadió Sucre quien también recordó que las embarazadas deben acudir con la certificación de su médico de cabecera a la hora de vacunarse.

Tags