Panamá entrará en cierre nacional para los fines de semana de fiestas Navidad y fin de año con el propósito de contener la propagación del COVID-19.

Aumento de casos diarios, incremento en la velocidad de reproducción, peligro de colpaso de la capacidad de las instalaciones hospitalarias y el incremento en la letalidad, son los indicadores que llevaron al gobierno a la toma de esta decisión.

La denominada "cuarentena" inicia el 25 de diciembre y termina el 28 de diciembre, para luego volver el día 1 de enero hasta el lunes 4 de enero de 2021. También se aplicaran cercos sanitarios en diferentes puntos estratégicos del país, así como se prohibe el uso de playas, ríos y piscinas.

A partir del 18 de diciembre en Panamá se implementará un toque de queda a partir de las siete de la noche. Se informó que los aeropuertos y puertos seguirán operando de manera habitual.

La decisión se da cuando en Panamá se registran 196,987 casos, de los cuales 164,855 se han recuperado y 3, 411 personas han fallecido. Se han registrado en la última fecha 2,368 casos nuevos y 29 fallecidos. Hay un total de 26,489 casos activos, de los cuales 1,319 están en hospitales, 197 en Cuidados Intensivos y 716 asilados en Hoteles, mientras que el resto se recupera en su residencia.