El seguimiento independiente de la Fundación GIMBE muestra un aumento del 46% en los nuevos casos (2.818 vs. 1.931) en la semana del 5 al 11 de agosto, en comparación con la semana anterior, frente a una disminución significativa en los hisopos de diagnóstico (174.671 vs. 187.316). En cuanto a los datos hospitalarios, hubo un aumento (801 vs 761) de los pacientes ingresados con síntomas y de los que se encuentran en cuidados intensivos (49 vs 41). 

En detalle: Muertes: +44 (+0,1%). Cuidados intensivos: +8 (+19,5%). Pacientes hospitalizados con síntomas: +40 (+5,3%). Total de nuevos casos: +2.818 (+1,1%). Pruebas de diagnostico: -12.645 (-6,8%). Total de hisopos: -17.967 (-5,1%)

"Del 5 al 11 de agosto -declara Nino Cartabellotta, Presidente de la Fundación GIMBE- no sólo se observa una clara tendencia al alza en los nuevos casos y, en menor medida, en los pacientes hospitalizados con síntomas, sino que por primera vez desde principios de abril se ha producido un aumento de los ingresos en cuidados intensivos. También en la semana del 5 al 11 de agosto hay variaciones regionales considerables (cuadro): en cinco regiones hay una reducción general de 31 nuevos casos en comparación con la semana anterior, con variaciones mínimas que van de -2 de la Provincia Autónoma de Trento a -13 de la Provincia Autónoma de Bolzano. 15 regiones registraron un aumento en los nuevos casos: destacan Lombardía (+198) y Sicilia (+153), mientras que en otros lugares los aumentos oscilaron entre +5 en el Valle de Aosta y +98 en el Piamonte. La Región de las Marcas se mantiene estable: "Como indicador de la propagación del contagio -explica el Presidente- hemos reevaluado la distribución geográfica de los 13.561 casos activos al 11 de agosto, los casos "actualmente positivos" según el nombre de la Protección Civil, aumentaron en conjunto en 1.079 unidades respecto a la semana anterior". El 40,7% se concentra en Lombardía (5.514); otro 47,8% se distribuye entre Emilia-Romaña (1.790), Véneto (1.300), Lacio (1.101), Piamonte (822), Sicilia (538), Toscana (535), Campania (402); los 1.559 casos restantes (11,5%) en 11 Regiones y 2 Provincias Autónomas con un rango que va desde 15 en el Valle de Aosta hasta 229 en Puglia. 

"En general -explica el Presidente- en un marco epidemiológico de circulación endémica del virus, es evidente la tendencia al aumento progresivo de nuevos casos, ya sean nativos, importados (extranjeros) o italianos que regresan de vacaciones al extranjero". De hecho, si en las tres primeras semanas de julio los nuevos casos se mantuvieron estables (unos 1.400 por semana), en las dos últimas semanas han aumentado progresivamente: La dinámica del aumento de la curva de contagio se refleja en el aumento tanto de los pacientes hospitalizados con síntomas como de los de cuidados intensivos, lo que confirma que en Italia ya estamos viendo lo que está ocurriendo en varios países europeos. "Lamentablemente -agrega el Presidente- si por un lado el Gobierno y las Regiones intentan poner en marcha nuevas acciones para frenar el aumento de los contagios, la comunicación pública sigue estando influenciada por mensajes que minimizan los riesgos, ignorando totalmente la dinámica y el momento que afectan al aumento de la curva epidemiológica y aprovechando el analfabetismo científico de una parte de la población". "La Fundación GIMBE -concluye Cartabellotta- reafirma en primer lugar la necesidad de respetar los comportamientos recomendados: desde el lavado frecuente hasta las medidas de higiene respiratoria, desde el distanciamiento social hasta el uso de la máscara en los ambientes públicos en interiores y exteriores donde no es posible mantener la distancia mínima de un metro, hasta el estricto cumplimiento de la prohibición de las reuniones. En segundo lugar, pide a las autoridades sanitarias que intensifiquen la vigilancia epidemiológica, tanto para identificar y contener los brotes como para detectar con prontitud los casos de importaciones procedentes del extranjero. Por último, pide a todos los expertos que proporcionen comunicaciones públicas equilibradas y objetivas y que, ante la incertidumbre, sigan el principio de precaución. De lo contrario, el fantasma de nuevos cierres se cierne sobre el comienzo del año escolar".

Fuente Fundación GIMBE