Luz verde definitiva del Parlamento al certificado digital COVID de la UE. Todos los Estados miembros aceptarán los certificados que demuestren la vacunación, un resultado negativo en las pruebas o la recuperación del COVID. Objetivo: facilitar la libre circulación y contribuir a la eliminación coordinada de las restricciones. Deberá aplicarse a partir del 1 de julio de 2021 y permanecerá en vigor durante 12 meses. Fomentó las pruebas baratas y accesibles, con 100 millones de fondos de la UE para la compra de pruebas.
Los eurodiputados han completado el trabajo legislativo sobre el "Certificado Digital COVID de la UE" para facilitar los viajes dentro de la UE y contribuir a la recuperación económica. El pleno aprobó la nueva normativa de la UE sobre el certificado digital COVID por 546 votos a favor, 93 en contra y 51 abstenciones (ciudadanos de la UE) y 553 votos a favor, 91 en contra y 46 abstenciones (nacionales de terceros países residentes en la UE).


Según el presidente de la Comisión de Libertades Civiles y Relator, Juan Fernando López Aguilar (S&D, ES): "El Parlamento ha dado luz verde al restablecimiento de la libre circulación y a un Schengen plenamente funcional, mientras seguimos luchando contra esta pandemia. El certificado digital COVID de la UE funcionará a partir del 1 de julio y garantizará unos viajes seguros y coordinados este verano. Se anima a los Estados de la UE a que se abstengan de imponer más restricciones a menos que sean estrictamente necesarias y proporcionadas, y es tranquilizador que algunos ya estén expidiendo el certificado".
El certificado será expedido gratuitamente por las autoridades nacionales y estará disponible en formato digital o en papel con un código QR. El documento certificará que la persona ha sido vacunada contra el coronavirus o que se ha sometido a una prueba reciente con resultado negativo o que se ha recuperado de la infección. En la práctica, se trata de tres certificados distintos.

Un marco común de la UE hará que los certificados sean compatibles y verificables en toda la UE, además de evitar el fraude y la falsificación. El sistema se aplicará a partir del 1 de julio de 2021 y estará vigente durante 12 meses. El certificado no será una condición previa para la libre circulación y no se considerará como un documento de viaje: las restricciones de viaje adicionales sólo si están debidamente justificadas.
Durante las negociaciones entre las instituciones, los eurodiputados lograron un acuerdo que estipula que los Estados de la UE no podrán imponer restricciones adicionales de viaje a los titulares de certificados -como la cuarentena, el autoaislamiento o las pruebas- "a menos que sean necesarias y proporcionadas para salvaguardar la salud pública".


Habrá que tener en cuenta las pruebas científicas, "incluidos los datos epidemiológicos publicados por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC)". Las medidas tendrán que ser notificadas, si es posible, con 48 horas de antelación a los demás Estados miembros y a la Comisión, y el público tendrá que ser avisado con 24 horas de antelación.
También se anima a los países de la UE a garantizar que las pruebas sean asequibles y estén ampliamente disponibles. A petición del Parlamento, la Comisión se ha comprometido a movilizar 100 millones de euros del Instrumento de Ayuda de Emergencia para que los Estados miembros puedan adquirir pruebas para expedir los certificados digitales de prueba COVID de la UE.
Todos los países de la UE deben aceptar los certificados de vacunación emitidos en otros Estados miembros para las vacunas autorizadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Los Estados miembros decidirán si aceptan también los certificados para las vacunas autorizadas según los procedimientos nacionales o para las vacunas incluidas en la lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para uso de emergencia.
Todos los datos personales deben tratarse de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos. Los certificados se verificarán fuera de línea y no se almacenarán datos personales.
El texto deberá ahora ser adoptado formalmente por el Consejo y publicado en el Diario Oficial, para su entrada en vigor y aplicación inmediata a partir del 1 de julio de 2021.

Tags