Sin embargo, es casi seguro que, teniendo en cuenta la actual tendencia epidemiológica en el país, ya el próximo lunes incluso Lazio, Puglia, Emilia-Romagna, Piamonte, Lombardía y la provincia de Trento, pueden entrar en la zona blanca. El requisito de acceso es tener un índice Rt inferior a 0,5 y una incidencia de la infección inferior a 50 casos por 100.000 habitantes durante tres semanas consecutivas. En virtud del decreto ley del 22 de abril, las nuevas regiones "virtuosas" se sumarán a Cerdeña, Friuli Venezia Giulia y Molise -que están en la zona blanca desde el 31 de mayo- y a Liguria, Véneto, Umbría y Abruzos, que las alcanzaron el 7 de junio. Si todo va según las previsiones de los virólogos, el 21 de junio también Toscana, Las Marcas, Campania, Basilicata, Calabria, Sicilia y la provincia de Bolzano dirán adiós a casi todas las restricciones. El último en entrar en la zona blanca será Valle de Aosta, el 28 de junio.

FIN DEL CURFEO. Entre los cambios más esperados por los residentes que pasarán de amarillo a blanco, está sin duda el fin del toque de queda que actualmente prohíbe viajar, salvo por emergencias, de 24:00 a 05:00, límite que caerá a partir del 21 de junio. En las zonas blancas también se permitirá desplazarse sin límites a lugares de la zona blanca y a lugares de la zona amarilla sin tener que justificar el motivo del desplazamiento, pero respetando las normas vigentes en esa zona.

BARES Y RESTAURANTES. En cuanto a los servicios de restauración, en las zonas blancas no hay límites en el exterior y se permiten sin restricciones de tiempo, incluso en el interior. El número máximo de personas que pueden sentarse en una mesa en la zona blanca es de 6, mientras que el límite de 4 personas se mantiene en las zonas amarillas.

PISCINAS Y SPAS. Con el cambio a la zona blanca, se adelantará la apertura de las piscinas cubiertas y los centros de bienestar y spa, los parques temáticos, los parques de atracciones permanentes o itinerantes, los salones recreativos y los centros sociales y culturales; en la zona amarilla habrían abierto, según la actividad, del 15 de junio al 1 de julio. Además, a partir del 15 de junio se permitirán las fiestas posteriores a las ceremonias civiles o religiosas, incluso en el interior, pero con el pase verde, la certificación que indique la vacunación, la recuperación del Covid o haber hecho un frotis negativo en las últimas 48 horas. Sin embargo, por el momento siguen estando prohibidas las fiestas privadas y las pistas de baile. (vim/red)

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Tags