Los colaboradores de empresas se han visto enfrentados a lidiar con su ambiente familiar y laboral en un solo espacio. A continuación, te daré algunos tips, que puedan otorgarte herramientas para teletrabajar de una forma, que tu salud mental y física no se vea tan afectada:

1.     Programa tu horario de trabajo y comidas. No cambies tu jornada laboral, si de forma presencial tu horario constaba de 8 horas, obligate a cumplir tus objetivos o tareas en este mismo periodo de tiempo, siendo consciente de tus señales de hambre.

2.     Vístete acorde a la ocasión, escoger vestuarios laborales programa al cerebro para ser productivo.

3.     Designa un área de trabajo (preferiblemente que no esté en tu habitación) con buena iluminación y ambiente fresco.

4.     Evita a toda costa trabajar en la cama. Este es un lugar designado específicamente para el descanso. El cerebro es como una computadora, al programarlo como un lugar de productividad, puede causarte problemas para dormir o insomnio.

5.     Realiza pausas activas: Las pausas activas son breves descansos durante la jornada laboral que sirven para recuperar energía, mejorar el desempeño y eficiencia en el trabajo, a través de diferentes técnicas y ejercicios que ayudan a reducir la fatiga laboral, trastornos osteomusculares y prevenir el estrés (Montenegro, 2021).

6.     En caso de sentir molestias visuales o lumbares, no ignores tus señales de alerta, asiste a un médico.

7.     Si te sientes muy estresado o con mucho trabajo, toma 15 minutos para realizar ejercicios de respiración o meditación guiada (en Spotify hay miles de opciones).

8.     Comunicale a tu familia tu horario de trabajo o reuniones importantes.

9.     Trabaja en darle cierre al trabajo, evita recibir llamadas, o pensar en las actividades del día siguiente. Dedicarte tiempo para ti o tu familia, es necesario.

¡Espero estas recomendaciones te puedan funcionar!

Nos vemos en la próxima!