Verde albahaca, blanco mozzarella y rojo tomate, con la ensalada Caprese ¡Se sirve “Il tricolore”!

Los orígenes del plato son dudosos, lo cierto es que proviene de ese rincón del paraíso que es la isla de Capri.

Una de las versiones dice que nació en una construcción, que al juntar los tres ingredientes por primera vez, estuvo un albañil que particularmente orgulloso de su patria quiso rendir homenaje a los colores de la bandera de la República Italiana llenando su emparedado de productos que recordaban el verde, blanco y el rojo.

Según otros testimonios, el nacimiento de esta ensalada fue un homenaje a la corriente artística del Futurismo. A principios de la década de 1920 cuando el Hotel Quisisana incluyó en su carta un nuevo, fresco y sabroso plato, un homenaje a las ideas de Filippo Tommaso Marinetti que digería mal los platos típicos de la tradición italiana, especialmente las pastas consideradas muy pesadas.

Esta última versión parece la más plausible y que los hoteles de Capri realmente hayan comenzado a incluir un plato ya conocido por la gente en sus menús, pero que nunca había recibido la “noble dignidad” de un restaurante.

La preparación del Caprese

Para preparar Caprese no hace falta ninguna preparación técnica ni herramientas especiales, para tener un resultado extraordinario, solo se necesitan ingredientes muy frescos.

Ingredientes por porción:
  • 100 gramos de tomates corazón de buey maduros (o tomates para ensalada)
  • 100 gramos de mozzarella de búfala o fiordilatte (evitar el bloque)
  • Albahaca fresca al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto.

Preparación: Lavamos los tomates y le quitamos el tallo verde, enjuagar la albahaca y reservar.

Cortamos los tomates y los dejamos secar un poco para eliminar el exceso de agua, hacemos lo mismo con la mozzarella.

Colocamos las rodajas de tomate y mozzarella ordenadamente en un plato, alternándolas. Vertemos el aceite de oliva y una pizca de sal en un recipiente, mezclamos y sazonamos con la salsa obtenida los dos ingredientes principales.

Justo antes de servir, decoramos el plato con unas hojas de albahaca.

La Caprese debe servirse a temperatura ambiente y recordamos agregar la albahaca justo antes de servir, ya que tiende a marchitarse rápidamente.

No a mayonesas, vinagre, aceitunas, huevos y salsas de cualquier tipo como pesto. Los condimentos y combinaciones excesivos cubrirían el sabor equilibrado de la mozzarella y el tomate.

Buon Appetito!