Estas son las directrices para una promoción eficaz de la lengua y la cultura italianas en el extranjero indicadas por el Secretario General de la Cgie Michele Schiavone, que esta tarde ha abierto los trabajos de la segunda sesión plenaria temática en línea del Consejo General de los Italianos en el Extranjero. Interlocutores del Cgie, esta vez, Roberto Vellano, Director Central para la promoción de la cultura y la lengua italiana en la Dg Sistema Paese de la Farnesina, acompañado por Valentina Setta y Fabio Schina (oficina VII) que asistieron al acto.
"La tarea de Italia es orientar y promover la cultura y la lengua italianas en el extranjero con programas y proyectos estructurales con la ambición de crear una oportunidad para difundir conocimientos y saber a través de los cuales regenerar el "mercado" cultural, pero también fortalecer los lazos entre los italianos en el extranjero, los italianos y la patria", debutó Schiavone, quien durante su discurso subrayó repetidamente la necesidad y la oportunidad de "incluir a todas las partes involucradas".
Citando - y elogiando - las iniciativas puestas en marcha por la DGSP con el Mibact - en vivo al estilo italiano, las jornadas dedicadas al diseño, el cine, el gusto, la cocina, el lenguaje y los estados generales - Schiavone señaló que tuvieron éxito también porque fueron apoyados con los recursos adecuados.
"El Fondo de Cultura creado hace 4 años -dijo- fue una fuerte innovación, representó un verdadero punto de inflexión". Por eso "es esencial restaurarlo: planificar y reiniciar el sector cultural en el extranjero".
"Especialmente en este momento de incertidumbres y dificultades relacionadas con Covid -añadió Schiavone- es necesario garantizar recursos adecuados a los que participan en esta promoción cultural" con "ciertos recursos" que en estas horas se discuten en el examen de Nadef (la nota al documento de economía y finanzas) y que "será necesario confirmar y reponer para el próximo año con vistas a una proyección de tres años, como ocurrió para las instituciones públicas y privadas en Italia". Un enfoque, añadió el Secretario General, que debería caracterizar también la asignación de recursos para las cátedras de lengua italiana, los Institutos Culturales Italianos, los promotores y gestores, las escuelas públicas y de igualdad en el extranjero.
Por ello, en Vellano, Schiavone pidió que se le diera una visión general de la situación y se le tranquilizara sobre la aplicación de la Circular 3 que, publicada a finales de julio, contiene importantes noticias que "conciernen a los órganos de gestión" en todos los continentes. Un documento, estigmatizado por Schiavone, sobre el que no se solicitó la opinión prescrita por Cgie y que contiene "directrices de difícil aplicación inmediata en el mundo, debido a las diferentes legislaciones y sistemas escolares, sin olvidar las dificultades de recaudación de fondos durante la pandemia". Por esta razón, recordó, el Cgie solicitó su suspensión por un año, "para facilitar su aplicación y superar las lagunas de comunicación entre Maeci y las instituciones". Una suspensión excluida por la DGSP y el viceministro Sereni, que tiene las delegaciones para la promoción cultural en el extranjero, pero que han asegurado la "flexibilidad" en el primer año de aplicación.
En conclusión, Schiavone pidió una "simplificación" de los procedimientos que "también ayudaría a superar el dualismo y las superposiciones que caracterizan a la promoción en el extranjero". Necesitamos "un sistema más ágil y atractivo: las condiciones están dadas si todos trabajamos juntos".