Hoy, 2 de junio se celebra en Italia y en todas las comunidades italianas del mundo el “Día de la República”.

Con 74 años de vida republicana, podemos apreciar cuan acertada fue esa convicción democrática, tan radicada en las mentes de la clase dirigente y en el pueblo italiano de aquel entonces.

Italia del Siglo XXI es la sexta potencia económica del mundo, tiene una democracia sólida y es un país desarrollado en todos los aspectos.

Esa fortaleza de espíritu, perseverancia y empeño, característicos del pueblo italiano, sirvió de marco para que nuestros compatriotas antecesores, que consideraron hacer vida en tierra panameña, conformaran lo que hoy conocemos como la “Sociedad Italiana de Beneficencia”.

Es muy propicia la ocasión, para revivir la historia de la segunda casa de los italianos en Panamá. 

Este recorrido lo haremos en dos entregas. Disfruten hoy, en tan memorable fecha, la primera de ellas. 

Érase una vez...

Ciento treinta y ocho años atrás, específicamente un 10 de diciembre de 1882, un  grupo de 37 hombres oriundos de Italia, se reunieron para elegir el primer Presidente de la comunidad italiana en Panamá.

El Sr. Oreste Badio, se estrenó en la dirección de la Sociedad Italiana de Beneficencia. 

Su misión fue conducir una asociación  que es instrumento para mantener vivas las tradiciones y recuerdos, así como también para ayudar a los connacionales afectados por las enfermedades de la época. Igualmente se trabajó en pro de dar algún apoyo o asistencia para aquellos que trabajaban en la construcción del Canal Interoceánico. 

Con el pasar de los años, el salón de reuniones de la casa del Sr Pedrechi,  se  fue convirtiendo en sede de ésta sociedad.

La asociación fue creciendo y adaptándose a los cambios sociales y económicos del País, teniendo una participación cada vez más activa en la sociedad panameña. 

A éste crecimiento respondió la creación de la Asociación Ítalo Panameña, capítulo de Colon. 

Su sede se inauguró oficialmente el 21 de agosto de 1948. 

En el discurso inaugural, el Dr Luigi Mariani, resaltó que panameños  e italianos, unidos mantenía las buenas relaciones comerciales entre sus países.

Algunos de los socios fundadores de esta Asociación fueron: Giuseppe Rosania,  Attilio Ferrari, Nicola Esposito, Mario Leone, Biaggio Schettini , Giuseppe Feoli, Carmelo Sanfilippo , Jose Grisolia , Primitivo Forgnoni y Gaetano Pataro. 

Lamentablemente  con el tiempo la Asociación se desintegró, quedando la Sede de Ciudad de Panamá como única representación de los italianos en el Istmo.

Por lo que se refiere a los miembros asociados, de nuestra Casa Matriz, cabe destacar que ha habido fluctuaciones de número. 

La actividad política y económica del País ha sido causa de ello. 

Sin embargo se mantiene un sentido de fidelidad de aproximadamente 150 socios, que conjuntamente con sus familias, respaldan continuamente la causa de la Asociación. 

 

Con sede propria.

Para los años ´60 la sede de la Sociedad Italiana de Beneficencia se había mudado al sector de Santa Ana , entre la plaza y la Avenida B. 

Era un salón situado en el primer piso de un edificio de esa zona, que hospedaba las reuniones y los juegos de cartas de los socios. 

La membresía  fue creciendo y conllevó a la necesidad de ubicar una sede más grande y apta para los socios y sus familias. 

Algunas diferencias de criterio entre los miembros de la Sociedad, provocaron la secesión del grupo. Nació paralelamente Il Circolo Italiano

La Sociedad Italiana adquirió entonces una propiedad en el sector de Parque Lefebvre, en Altos del Golf y el Circolo Italiano ubicó su base de operaciones en el sector de Bella Vista.

Afortunadamente  con el pasar del tiempo se reunificaron los miembros de ambas asociaciones.

De la sede de Parque Lefebvre  se pasó a la actual en el sector de San Francisco. 

Hace 10 años, aproximadamente, fue remodelada y ampliada para dar cabida a los eventos sociales a los cursos de italiano que allí se imparten a cientos de jóvenes y adultos.

En un futuro próximo, no se descarta  la posibilidad de mudar la sede a un lugar más amplio y con más capacidad aún. Visto y considerado el crecimiento del número familias que pasarán a ser miembros asociados.

Los Presidentes de la Sociedad.

Los estatutos de la Sociedad Italiana han conservado el espíritu originario, que busca enaltecer las costumbres y tradiciones italianas, a través de actividades deportivas, gastronómicas, artísticas y culturales en general.

La Sociedad ha tenido hasta ahora 44 presidentes, algunos han tenido varios periodos de gestión. 

Todos ellos reconocidos profesionales y miembros activos de la comunidad italiana. Han dado lo mejor de si para mantener viva la llama encendida hace 138 años.

Muchos de los ex presidentes,  aún hoy en día, son actores de la economía activa y pujante de esta Nación, y entre ellos podemos citar:

Genaro Ruggieri, Antonio Pedreschi, Amedeo Mastellari, Umberto Paoli, Tommaso Vincensini, Vicente Mangravita, Antonio Marotta, José  Alessandria, Romano Francolini, Enrico Iovane, Luis Salvador, Domenico Alessandria, Fortunato Mangravita, Rosario Latorraca, Mario Bonadies, Enzo Versari, Andrea Lapadula,  Leonardo Alessandria, Rocco Viggiano, Arnolfo La Vitola, Carmine Alessandria, Rossana Cava, quien fuera la primera mujer presdiente de la Sociedad Italiana, Aldo Stagnaro, Maria Lourdes de Vaccaro, Carlos Fonseca Pedreschi y actualmente Giuseppe Cava.  

Los presidentes con su influencia hicieron posible que nuevas generaciones de socios se incorporarán y participarán activamente en la Sociedad, para así respaldar la labor titánica de ésta.

La Asociación de Damas Italo Panameñas.




En el año de 1979, algunas damas, esposas de socios en su mayoría, decidieron congregarse para llevar a cabo obras sociales.

Nació así  la “Asociación de Damas Ítalo Panameñas”. Su primera presidenta fue la Sra. Antonietta de Mangravita.

La Asociación sigue activa al día de hoy. Por su junta directiva han pasado 19 presidentas, que han respaldado con sus iniciativas el bienestar de los más necesitados del país. 

Entre las distinguidas damas expresidentas podemos mencionar a: Ramona de Calvosa, Diana de Mattioli, Teresa de La Vitola, María Teresa de Iovane, Livia de Sanctis, Oti de Alessandria, Mireya de Cassino, Maria de Russo,  Silvana de Minghelli, Marisol de Francolini, María del Pilar de Alessandria y Maritza de Oranges, entre otras.  

La Asociación de Damas Ítalo Panameñas tiene su sede en las instalaciones de la Sociedad Italiana y su actual presidenta es la Sra. Rosa María Colucci.

 

La labor de beneficencia.

La Sociedad Italiana, como entidad de beneficencia, brinda apoyo a la Escuela República de Italia, a través de becas otorgadas a los estudiantes sobresalientes.

Igualmente tiene a su cargo el mantenimiento del Cementerio Italiano ubicado en un sector del Cementerio de Amador. Así mismo el mantenimiento de la Plaza de las Etnias ubicada en el área revertida  de Amador.

Se brinda contemporáneamente respaldo a italianos con necesidades apremiantes, así como a connacionales  privados de libertad en las cárceles panameñas. 

Cabe resaltar que toda la ganancia, producto de las actividades realizadas por la Sociedad, es destinada a donaciones y obras de índole social.  

El fin benéfico de la Sociedad se hace igualmente notorio el 2 de junio, cuando con ocasión de la “Festa della Repubblica”, las Damas Ítalo Panameñas hacen entrega de canastillas a madres de recién nacidos ese día. 

Se realiza además una ceremonia de ofrenda floral ante el monumento ubicado en la entrada de Punta Paitilla, en la avenida que lleva el nombre de nuestro País.

En la ocasión se entregan becas a los estudiantes sobresalientes  de la escuela República de Italia.

Me despido por ahora, hasta la próxima semana, deseándole un Feliz 2 de Junio a todos los Italianos de nacimiento y de corazón, residentes en Panamá.