Nacido en Italia en 1928 llego a Panama en 1946 con solo 18 años para poder mantener viva una tradición y un legado que había pasado de generación en generación en su familia y que por desgracia, a causa de la guerra podría terminar allí.
Su negocio la venta de carne poco a poco fue creciendo y modernizándose se convirtió en una procesadora  y un supermercado conocido como la Casa de la Carne que cuenta con mas de 60 años de experiencia en el rubro.
Fortunato Mangravita deja un legado de enseñanza de superación y ejemplo trabajo con el corazón.
QEPD y nuestras condolencias a la familia.