Muchos de ustedes no lo creerán, pero Selina nació en Panamá, exactamente entre Pedasí y Playa Venao, lo que representó el punto de partida de la empresa que en poco más de dos años ha abierto muchas estructuras entre Panamá, Costa Rica y Colombia.
Después de fortalecer estos mercados y transformar sus albergues para mochileros en verdaderos hostel boutiques, la start-up panameña (que ahora podemos considerar una empresa multinacional) ha continuado su expansión entre México, Perú, Ecuador, Guatemala, Brasil, Argentina, Chile... hasta llegar a los EE.UU. y Europa.

La cadena hotelera, de hecho, ofrece a sus jóvenes clientes una amplia gama de productos... desde habitaciones comunitarias para 4, 6, 8 o 10 personas y habitaciones privadas con baño compartido que atraen a los viajeros modernos por su competitividad de precios, hasta habitaciones estándar, suites o lofts que incluyen cocina y un área de salón.

La revolución con respecto a los hoteles tradicionales está representada sobre todo por las zonas comunes: cada estructura incluye un parque infantil y un bar, un punto de encuentro para todos los huéspedes, un restaurante abierto al público y un "Hogar Selina", siempre compuesto por una cocina común, una biblioteca y un cine que puede ser utilizado por todos los huéspedes.
Desde el momento en que se selecciona la nueva ubicación, el equipo de Selina trabaja con la comunidad local para diseñar y crear el verdadero alma del nuevo hotel. Los mejores diseñadores y artistas participan en la creación y, una vez abierto, se organizan eventos y talleres semanales de entretenimiento para concienciar sobre la sostenibilidad. El equipo, formado por gente del lugar, también organiza clases de yoga, clases de surf, excursiones y experiencias únicas para visitar la ciudad y las principales atracciones. Selina se convierte así en una verdadera comunidad de viajeros modernos que quieren conectarse con diferentes culturas y hacer nuevos amigos.

Andrea Melillo, 30 años de Salerno, y Patrizio Ambrosetti, 33 años de Roma, han traído una parte de Italia a la empresa panameña que en los últimos años tiene más de 70 hoteles en todo el mundo.

Andrea, ingeniero de construcción, arquitecto, es Jefe de Arquitectura de la empresa, ha aportado sus conocimientos técnicos para la gestión de proyectos en todo el continente americano y ha acompañado a la empresa en su crecimiento durante más de dos años, supervisando y coordinando todos los proyectos conceptuales y de construcción de los hoteles, desde el estudio de viabilidad hasta la entrega de los detalles de construcción de futuras estructuras.
De hecho, todos los hoteles de Selina son diferentes entre sí y tienen un fuerte vínculo con la parte artística y arquitectónica del territorio, fuente de un elaborado proceso creativo.

Patrizio, que creció en Roma y se educó en la ciudad de Nueva York, ha viajado durante más de 6 años con su equipaje de mano y en los últimos años ha liderado la expansión mundial de muchas multinacionales que han cambiado la forma en que vivimos hoy en día. En Selina, se desempeña como Director Global de Lanzamientos y Asociaciones, principalmente planificando el lanzamiento de nuevos mercados y construyendo asociaciones globales y locales a largo plazo con otras marcas y compañías.

Gracias a estos dos jóvenes, tenemos otro ejemplo de cómo la juventud italiana con tanta determinación y voluntad de involucrarse y a pesar de las muchas dificultades que surgen en nuestro país, son capaces de hacer una contribución fundamental a las nuevas empresas y compañías multinacionales que quieren crecer y establecerse en nuevos mercados.
Deseamos a Andrea y a Patrizio la mejor de las suertes y esperamos que puedan contribuir a la entrada de una realidad panameña tan apasionante como Selina también en Italia.