La sesión plenaria del Cgie se celebró en línea para debatir la renovación de las comisiones, así como los procedimientos y preparativos para la participación en la votación. El subsecretario de Asuntos Exteriores, Benedetto Della Vedova, al hablar de los tres proyectos de ley para la reforma de los Comites y la CGIE, no descartó ni la posibilidad de que no haya tiempo parlamentario suficiente para concluir el proceso ni una aceleración repentina. "De los tres proyectos, el del senador Merlo parece ser el que más se acerca a los deseos de reforma de la propia CGIE", explicó Della Vedova, quien recordó que el trabajo está asignado a la Comisión de Asuntos Exteriores. La fecha de las elecciones es, por tanto, el 3 de diciembre: "será esencial para el éxito de esta ronda electoral y será necesaria una fructífera colaboración entre el Gobierno, los Comites y la CGIE, con el objetivo compartido de aumentar al máximo la cuenca electoral activa y pasiva", añadió Della Vedova, invitando a concentrar los esfuerzos y las energías para una campaña de información eficaz, haciendo todo lo posible para alcanzar el mayor índice de participación. "Los Comites se han distinguido en las iniciativas de apoyo a sus compatriotas: estamos hablando de 250 proyectos por valor de 2,5 millones de euros, un excelente resultado que se replicará en el futuro", destacó Della Vedova, quien subrayó que se hará un esfuerzo para apoyar a las asociaciones italianas en el extranjero, que no se quedarán solas. El Subsecretario también destacó cómo las comunidades en el extranjero se han visto afectadas por grandes cambios en los últimos años, que han modificado sus características y necesidades, adquiriendo cada vez más importancia en términos de soft power y favoreciendo la consolidación de Italia en el exterior. Della Vedova también destacó la positiva labor para aumentar la participación en el voto realizada por la DGIT y por el Director General Luigi Maria Vignali

Michele Schiavone, Secretario General del CGIE, habló del riesgo de bloqueo del país que desde hace 30 años se mantiene en un ritmo de avance del PIB del 9% mientras Alemania, España y casi toda Europa han viajado a cifras sostenidas. "Estos indicadores dicen mucho sobre por qué los que no pueden encontrar trabajo se ven obligados a emigrar, no deberíamos avergonzarnos de utilizar este término. Tenemos que reformar el país desde el punto de vista ético y moral, porque el riesgo de bloqueo está presente. Es necesario sensibilizar al Gobierno para que considere la contribución positiva de los italianos en el extranjero. Las reformas de los Comites y de la CGIE son necesarias para que los ciudadanos de este país tengan la oportunidad de participar en la vida pública, en la evolución y en el progreso", explicó Schiavone, que ve en las elecciones de los Comites una oportunidad que hay que aprovechar, aunque es consciente de las condiciones críticas de la red diplomático-consular en gran dificultad en muchos rincones del mundo y de la criticidad que representa la pandemia en zonas de América Latina y Asia. "En las últimas elecciones de 2015, debido a la introducción de la opción inversa, tuvimos una participación del 3,5%", añadió Schiavone, lamentando cómo la inversión de la opción contrasta con los artículos 3 y 48 de la Constitución italiana. En la resolución del CGIE, aprobada al final del pleno, además de la anulación de la opción inversa, se menciona también la necesidad de una campaña de información generalista masiva e inmediata, la necesidad de un diálogo constante entre las oficinas competentes del MAECI y el CGIE, así como la consideración de las dificultades para las elecciones debido a la pandemia de Covid en el hemisferio sur.

Pino Maggio, Secretario General Adjunto de la CGIE para Europa y el Norte de África, reiteró que su propia Comisión Continental también considera que la fecha propuesta por la administración del MAECI para las elecciones difícilmente permitirá la mejor preparación posible: está el problema de la pandemia como un serio obstáculo para una correcta preparación de las elecciones de los Comités desde el propio aspecto práctico de las formalidades necesarias para la presentación de las listas. "Los italianos en el extranjero son el 10% de la población nacional: corresponde al Gobierno programar la nueva reforma a partir de la propuesta por la Cgie en noviembre de 2017, que necesita ajustes prácticos debido a la pandemia. Por lo tanto, se espera un aplazamiento de las elecciones", comentó Maggio. Mariano Gazzola, secretario general adjunto de la Cgie para América Latina, reiteró que su propia Comisión Continental ha pedido que se inicie la campaña de información sobre la naturaleza y la actividad de los Comites: "algo que debería hacerse todos los años independientemente de las elecciones y al margen de las redes sociales", explicó Gazzola preocupado por el hecho de que las oficinas consulares trabajen con filas reducidas y consciente de la necesidad de cambios en la normativa para garantizar la presentación y firma de listas en contextos de fuertes restricciones. Sin embargo, lo que no se puede posponer, según Gazzola, es la reforma antes de las elecciones. Rodolfo Ricci, vicesecretario general Cgie de nombramiento gubernamental, subrayó cómo la inversión de la opción de voto representa una de las principales razones de la baja participación en la votación. Ricci ha recordado los numerosos documentos que también se están preparando para la Conferencia Estado-Región y que contienen sugerencias y posibles directrices a adoptar por el Gobierno y las Regiones. Los italianos en el extranjero como "una gran región virtual que debe incluirse en el PNRR: el Ministerio debe hacer que este pedazo de Italia cuente en el Gobierno, la Cgie debe ser escuchada porque nos encontramos con tanto trabajo producido y tantas palabras no escuchadas", dijo Ricci, rechazando la idea de campañas de información centralizadas que no tienen en cuenta la diversidad de los territorios. Silvana Mangione, secretaria general adjunta del CGIE para los países no europeos de habla inglesa, recordó que Australia, Canadá, Estados Unidos y Sudáfrica tienen una serie de problemas diferentes a los de otros continentes. "El objetivo primordial es aumentar la participación en el voto, superando tres obstáculos fundamentales: la opción inversa, la modesta suma (9 millones de euros) presupuestada para las elecciones de los Comites y la falta de personal en la red diplomático-consular, y por último la pandemia", explicó Mangione, destacando el desfase que suponen las leyes vigentes: la de los Comites data de 2003 y la de la Cgie incluso de 1998. 

Tags