La asociación entre Alfa Romeo y Sauber Motorsport va mucho más allá de las carreras.

 A la espectacular ceremonia, que tuvo lugar en el impresionante Gran Teatro de la capital polaca, asistió un número limitado de altos cargos del equipo, mientras que los medios de comunicación, los aficionados y los empleados fueron invitados a asistir de forma virtual de acuerdo con la normativa local de contención de Covid. Los pilotos del equipo, Kimi Räikkönen y Antonio Giovinazzi, y el piloto reserva Robert Kubica, salieron a escena con el C41, presentado con su nueva y llamativa decoración.

 Con un nuevo esquema de colores, concebido por el Centro Stile de Alfa Romeo y con los ya tradicionales colores rojo y blanco del equipo, el coche, diseñado bajo la coordinación del director técnico Jan Monchaux, representa una evolución del C39 que compitió en la temporada 2020. Debido a las restricciones impuestas por el reglamento, el coche utiliza muchos componentes del modelo anterior y, sin embargo, impresiona por su aspecto renovado, especialmente en lo que respecta al morro, en cuyo desarrollo el equipo ha decidido centrar sus esfuerzos. Bajo la carrocería, aguarda un nuevo motor Ferrari, listo para rugir en menos de una semana, cuando, el viernes, el equipo afronte una nueva temporada con el shakedown del C41 en Barcelona.

 El logotipo de Alfa Romeo está flanqueado por el Quadrifoglio, tradicionalmente asociado a la dimensión competitiva de Alfa Romeo, y el logotipo de Autodelta, el legendario equipo de carreras de la marca. Estos adornos adornan la carrocería y contribuyen a crear uno de los coches con mayor impacto en la parrilla gracias a un diseño clásico que encarna la pasión y la tradición de las marcas que representa.

 Para el Campeonato Mundial de Fórmula 1 de 2021, Alfa Romeo vuelve a apoyar a Sauber Motorsport. Las dos marcas, entre las más conocidas del automovilismo, pusieron en marcha la asociación en 2018, cuando Alfa Romeo se unió al equipo como patrocinador principal. En los últimos tres años de colaboración, el equipo ha conseguido importantes resultados y, demostrando su imparable espíritu competitivo, una vez más Alfa Romeo acepta el reto.

 Sin embargo, la asociación entre Alfa Romeo y el Grupo Sauber no se limita al ámbito deportivo: la colaboración, tanto técnica como comercial, permite transferir las competencias de Sauber Engineering a la producción de los coches de carretera de Alfa Romeo. Esta larga colaboración es una gran ventaja, en particular para el proyecto Giulia GTA, que aprovecha los inestimables conocimientos técnicos de las divisiones de Ingeniería y Aerodinámica de Sauber AG.

De hecho, Alfa Romeo ha confiado a Sauber Engineering la producción de la mayoría de los componentes de carbono del GTA y el GTAm, especialmente los que tienen efecto en la aerodinámica de los coches.

 Frédéric Vasseur, director del equipo Alfa Romeo Racing ORLEN y CEO de Sauber Motorsport AG: "Para todos, el lanzamiento de un nuevo coche es siempre un momento emocionante, la culminación de meses de esfuerzo en la fábrica y el comienzo de una nueva aventura. Creo que la filosofía del equipo es siempre la misma: el trabajo que hagamos mañana tiene que ser mejor que el que hacemos hoy. Terminamos la temporada pasada en P8: en 2021 tenemos que aspirar a un resultado mejor pero, para tener éxito, tenemos que seguir mejorando en todos los departamentos, en la pista y en la sede. Todos los equipos de la parrilla tienen expectativas muy altas en este momento. Todos los equipos quieren hacer un buen trabajo en invierno para estar en una buena posición para la primera carrera, pero pronto todos tendremos que jugar bien nuestras cartas".

 Jan Monchaux, Director Técnico de Alfa Romeo Racing ORLEN: "El C41 es el resultado de una situación bastante inusual: este año, de hecho, el reglamento de la Fórmula 1 nos ha impedido desarrollar un coche completamente nuevo. Por esta razón, el modelo 2021 tiene muchos componentes en común con el C39, excepto aquellos que la normativa nos obligó a cambiar: como el suelo y la nariz, en cuyo desarrollo decidimos invertir. Esto significa que, cuando hagamos el test, conoceremos el coche mucho mejor de lo habitual, pero seguirá siendo esencial aprovechar al máximo estos tres días para comprobar que la realidad se corresponde con nuestras expectativas y para familiarizarnos con los nuevos neumáticos. Estamos listos para la nueva temporada y no podemos esperar a ver nuestro nuevo coche en la pista".