El Mercedes gana un nuevo título mundial, con Lewis Hamilton prácticamente campeón del mundo, en el histórico circuito de Imola, donde brinda emociones en las primeras y en las últimas vueltas, tras el pinchazo del desafortunado Max Verstappen, que, como siempre, sorprende con un excelente ritmo de carrera y hermosos adelantamientos. Bottas, no puede aguantar a pesar del agresivo bigote, el Hamilton's Hammer Time que con vueltas muy rápidas al principio de carrera con neumáticos gastados, y llega rendido al segundo lugar a pesar de la pole de AYER.

En Imola, Emilia Romagna, tierra de los motores único al mundo casa de fabricas como Ferrari, Lamborghini, Ducati, Alpha Tauri, Dallara y mucho más, se celebra la carrera número 100 de la F1 en los circuitos italianos, y salen a relucir las cualidades y defectos de los verdaderos pilotos como: Ricciardo tercero no por casualidad, constante, el piloto australiano da tanta alegría, por lo que los aficionados a la F1 en general esperan que llegue al podio, para la escena del champán con el zapato que compartió en esta ocasión con el campeón Hamilton, inteligente y maduro, lástima Vettel a pesar de una calificación mediocre, estaba haciendo una excelente carrera pero gracias a la ineficacia del box de Ferrari, que lo deja congelados por más de 10 segundos y queda rezagado a mediados de carrera, Kimi no se oxida, el mejor piloto según el público, este fin de semana, lleva a su lento Alfa Romeo a la novena posición, Giovinazzi que sale último llega a los puntos en décima posición! ¡Alpha Tauri, el equipo local ocupa el cuarto lugar con el Kvyat!

Es interesante destacar que el trofeo de esta carrera, en la curva de Tamburello se puede ver el diamante que recuerda lo que ocurrió con Senna en 1994 el año que perdió la vida.