La Escuela de Atenas es un fresco creado entre 1509 y 1511 con un tamaño de 500 x 770 cm por el pintor renacentista Raffaello Sanzio ( Urbino, 28 de marzo o 6 de abril de 1483 - Roma, 6 de abril de 1520, fue un pintor y arquitecto italiano, entre los más famosos del Renacimiento) y se encuentra en la Stanza della Segnatura, una de las cuatro "Salas del Vaticano", situada dentro de los Palacios Apostólicos. Es una de las pinturas más importantes de los Museos Vaticanos.

Este trabajo se remonta a la época en que el jefe de la Iglesia era el Papa Julio II, quien, a diferencia de sus predecesores, optó por instalarse en las habitaciones superiores de los Palacios Apostólicos.

La Escuela de Atenas habla del tema de la investigación racional y ofrece una representación de las siete artes liberales con la gramática, la aritmética y la música en primer plano, la geometría y la astronomía a la izquierda, y la retórica y la dialéctica en la parte superior de la escalera. El trivium y el quadrivium dieron origen a siete disciplinas fundamentales, las artes liberales de la época.

El trivium o trivialidad, estava para  indicar tres artes liberales y su enseñanza: Gramática y lengua Latina, Retórica, que es el arte de componer un discurso y hablar en público es la Dialéctica y la Filosofía.

Mientras que el quadrivio o quadrivium, estava para indicar cuatro artes liberales y su enseñanza: Aritmética, Geometría, la Astronomía y Música.

En el fresco se representan los más famosos filósofos y matemáticos de la antigüedad, mientras dialogan entre sí sobre el fondo de un edificio clásico imaginario, representado en perfecta perspectiva. Las figuras están dispuestas en dos pisos definidos por una amplia escalera que atraviesa toda la escena.

La presencia de cincuenta y ocho pensadores del mundo clásico en esta composición, presente en la sala de la firma, no hace sino demostrar cómo el hombre había "conquistado" la realidad que le rodeaba a través de la cultura y sus estudios, convirtiéndose en un punto de conjunción fundamental entre la antigüedad y el posterior advenimiento del cristianismo.

Los protagonistas pintados en el centro contra el cielo son los filósofos Platón y Aristóteles. Platón tiene un brazo levantado y con una mano apunta al cielo. Es una referencia al mundo de las ideas que fueron objeto de su estudio. Aristóteles en cambio tiene el brazo levantado delante de él y la palma de su mano apuntando hacia abajo. Con este gesto el filósofo indica su interés en la experiencia y la naturaleza.

El significado del gran fresco es celebrar la civilización romana y el papado como heredero de la cultura de la antigüedad clásica. Algunos personajes tienen una apariencia que recuerda a los artistas contemporáneos de Rafael. Por ejemplo, Platón tiene la semejanza de Leonardo da Vinci sosteniendo el Timo y levantando su dedo hacia arriba para indicar El Bien.

Aristóteles en cambio, cuyo rostro parece ser el del maestro de las perspectivas Bastiano da Sangallo y tiene la Etica Nicomachea en sus manos. El personaje de la izquierda, junto a Parménides, con rasgos efímeros, vestido de blanco y mirando hacia el espectador sería Francesco Maria Della Rovere, Duque de Urbino y sobrino del Papa Julio II.

Euclides (según otros Arquímedes) es representado con la apariencia de Donato Bramante. Miguel Ángel Buonarroti le daría la cara al filósofo Heráclito.

Rafael también se pondría a sí mismo en el fresco, personificando la figura del famoso pintor griego Apelle.

El estilo del fresco que el artista persigue la belleza ideal. Los personajes están pintados con poses medidas, clásicas y elegantes. El claroscuro es ligero pero funcional, creando figuras sólidas y tridimensionales. Mientras que los colores del fondo son claros, ocres y azules para el cielo. La arquitectura no tiene claroscuros profundos y las sombras son muy ligeras.

Los contrastes se aplanan por lo tanto y dan las figuras pintadas contra el fondo. Los personajes emergen por lo tanto por sus colores saturados contra los colores claros y grisáceos que los rodean.

El gran fresco de Rafael es una especie de "manifiesto" del Renacimiento que coloca al hombre en el centro del universo. El ser humano domina la realidad, gracias al intelecto, en continuidad desde la antigüedad clásica hasta el cristianismo.

La lista de los personajes principales de la escena:

  1. Platón (con la efigie de Leonardo da Vinci )
  2. Aristóteles (con la efigie de Bastiano da Sangallo)​Sócrates
  3. Xenophon
  4. Eschine
  5. Alcibiade
  6. Zeno
  7. Epicuro (con la efigie de Fedra Inghirami)
  8. Federico Gonzaga
  9. Averroé
  10. Pitágoras
  11. "Belleza y bondad" (con la efigie de Francesco Maria della Rovere)
  12. Heráclito (con la efigie de Miguel Ángel Buonarroti)
  13. Diógenes
  14. Euclides (con la efigie de Bramante)
  15. Zoroastro (con la efigie de Baldassarre
  16. Castiglione)
  17. Ptolomeo
  18. Apelle (con la efigie de Raffaello Sanzio)
  19. Protógeno (con la efigie de Sodoma o Perugino)

Tags