Amedeo Modigliani, uno de los artistas mas prolíficos de principios del siglo XX, ( Livorno, 12 de julio de 1884 - París, 24 de enero de 1920 ) conocido como Modi y Dedo.

Jeanne Hébuterne fue el mayor amor de Modigliani, la relación entre ellos comenzó en 1917 y después de un año nació su hija Jeanne.

Entre 1918 y 1919 Modigliani la retrató más de 20 veces. Retratos de su cara o medio busto, de frente, de perfil. La técnica de pintura y composición de Modigliani alcanzó su máxima expresión en este período.

De hecho, el pintor expresa el perfecto equilibrio entre la elegancia y la vitalidad de las líneas curvas y su precisión de las líneas horizontales y/o verticales.

La interpretación del artista está lejos de parecerse a la realidad, Jeanne se convierte en el ideal de belleza universalmente válido: una figura lejana, sin lugar y sin tiempo.

Ojos ovalados y melancólicos, cara alargada.

El retrato se estiliza entonces, pierde sus características reales y subjetivas; sin embargo, sigue siendo reconocible.

El retrato de la Jeune fille rousse de Modigliani de 1918, óleo sobre lienzo, 46 x 29 cm, se encuentra en París, en la colección Jonas Netterè y el retrato de la musa compañera del artista que aparece en los últimos cuadros. Representa el busto de una joven con el pelo rojo largo cayendo a sus espaldas.

La composición del cuadro está cortada casi exclusivamente en el rostro, lo que expresa una mezcla de timidez y sensualidad.

El protagonista lleva entonces un simple vestido negro que realza el rostro alargado y el cuello delgado.

La fisonomía describe a una chica refinada y elegante con labios finos y de color rojo brillante y una frente amplia enmarcada por un cabello grueso.

En el fondo indistinto también se puede ver el respaldo de una silla pintada en la parte inferior derecha. La joven tiene una expresión absorta y soñadora. Su cuerpo está girado a la derecha mientras que su mirada está girada a la izquierda.

En la obra, Modigliani usó principalmente colores cálidos y oscuros. El vestido de la joven también está representado por un fondo negro. El fondo en cambio es un conjunto de pinceladas grises y marrones. Finalmente la tez de la mujer es brillante e ilumina todo el cuadro.

No se indica un entorno distinto y el fondo está representado por una superficie coloreada.
La obra de Modigliani es de forma rectangular y se desarrolló verticalmente. Finalmente, las formas redondeadas y cerradas prevalecen.

En el retrato de Jeanne Hébuterne sentada con el brazo en la espalda, 1918, óleo sobre lienzo, 101 x 65,7 cm. Pasadena, Fundación de Arte Norton Simon, Museo de Arte Norton Simon.
Jeanne Hébuterne está sentada en una simple y acogedora silla. La mujer se sienta de lado en una postura muy informal.

Su brazo izquierdo se apoya en el respaldo y su mano cae suavemente y abandonada en el frente.

El otro brazo está mirando hacia adelante y la mano está apoyada en sus piernas. Jeanne lleva un vestido ajustado y una camisa de mangas cortas.

Su rostro está inclinado hacia la izquierda y tiene una expresión serena. Su cabello está recogido en la parte superior de su cabeza con un peinado muy simple y compuesto.

Detrás de ella finalmente corre una pared interrumpida por un mueble alto. La joven está esperando a su hija.

Según una interpretación crítica, la pose de Jeanne Hébuterne recuerda voluntariamente a la de una Virgen Anunciada.

Esta elección fue determinada por la probable gestación de la joven en el momento de la pintura.

El artista produjo sus obras durante años de excesos de sustancias y alcohol. Por esta razón su salud se hizo precaria hasta su muerte el 24 de enero de 1920, a la edad de 36 años, por tuberculosis. El 25 de enero de 1920, con sólo 22 años, Jeanne Hébuterne, embarazada de su segundo hijo, se arrojó desde el quinto piso de un edificio porque no podía seguir viviendo sin su gran amor.

La historia de amor entre Modigliani y Jeanne fue la inspiración de muchos artistas, directores y cantantes. Aunque tiene un final trágico, nos hace reflexionar sobre cuánto la fuerza del verdadero amor puede superar cualquier barrera.