Panameños varados en el extranjero

Ayer el Presidente de la República Nito Cortizo anunció que autorizó tres vuelo humanitarios para repatriar panameños y residentes varados fuera de Panamá desde el inicio de la pandemia mundial por COVID-19. Los vuelos programados entre el 29 de mayo y el 10 de junio partirán desde México y Cuba (29 mayo) y dos ciudades de Estados Unidos: Houston (3 de junio) y Fort Lauderdale (10 de junio).

El total de ciudadanos que regresaran a sus hogares será de aproximadamente 300 personas.

Más tarde el Canciller Alejandro Ferrer aclaró que nuevas repatriaciones se irán dando a partir del 11 de junio gradualmente, aproximadamente de a 300 personas cada 10 días con los restantes varados en Centroamérica y Sudamérica y resto del mundo.

Los repatriados deberán cumplir cuarentena obligatoria en sus casas y serán monitoreados por las autoridades a través de una aplicación llamada “protégete”. El MINSA flexibilizó los protocolos de cuarentena haciéndola domiciliaria para agilizar la llegada de más panameños varados en el extranjero de manera más rápida.

Los que aún se encuentran varados siguen reclamando, a través de las redes sociales y los canales diplomáticos, ser atendidos lo más pronto posible ya que por ejemplo en Sudamérica donde 40 están en Argentina, 50 en Chile, 30 Ecuador, 30 en Perú la curva de la pandemia sigue en escalada debido también a la entrada de la estación invernal. Se reportan panameños en Jamaica y Brasil muchos de ellos son estudiantes de intercambio o pasantes y tienen el presupuesto limitado y a pesar de las declaraciones del canciller y la viceministro no estarán tranquilos hasta tener fecha de regreso al país.

Los varados en Sudamérica subieron su petición a

PORFAVOR FIRMA LA PETICIÓN AQUI

Mientras las aerolíneas ya se van preparando para el día después. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) que agrupa las compañías del sector en todo el mundo, publicó una lista con los nuevos protocolos y medidas de seguridad para la reanudación de los viajes aéreos de pasajeros en medio de la crisis.

  • Antes del vuelo
    Distanciamiento físico a lo largo de todos los procesos de atención al pasajero, incluidas las filas de espera.
    Uso de tapabocas todos los pasajeros y empleados de acuerdo a las normativas de cada lugar.
    Opciones de autoservicio para reducir al máximo la concurrencia de personas en los puntos de atención. Facturación online, puntos de autoservicio de equipaje (etiquetas impresas desde casa) y auto embarque.
    Nuevo diseño de puertas de embarque, prioridad de embarque para reducir la congestión y limitación del equipaje de mano.
    Limpieza y desinfección de superficies de alto contacto y aprovisionamiento continuo de desinfectante de manos.
  • Durante el vuelo
    Protector facial para todos los pasajeros y mascarillas para tripulación.
    Servicio de cabina simplificado y productos de catering preenvasados para reducir interacción entre pasajeros y tripulación.
    Prohibición de hacer cola delante de los baños.
    Limpieza mas profunda y mejorada de cabina.
  • En el aeropuerto de destino
    Control de temperatura por personal cualificado a requerimiento de las autoridades.
    Control automatizado de los controles de aduana a través de aplicaciones para el teléfono y tecnología biométrica (cuya eficacia ya ha sido demostrada por algunos gobiernos).
    Agilización de los reclamos de equipaje para reducir filas y mantener la distancia social.
    Declaración jurada de salud del viajero y seguimiento eficaz de contactos, medidas a tomar por los gobiernos para reducir el riesgo de importar cadenas de transmisión del virus.