El seguimiento independiente de la Fundación GIMBE confirma en la semana del 15 al 21 de julio, en comparación con la semana anterior, un aumento estable de nuevos casos (1.408 frente a 1.388), frente a una ligera disminución del número de hisopos de diagnóstico realizados. Al mismo tiempo, los datos documentan un nuevo alivio de la presión sobre los hospitales: a partir del 21 de julio, los pacientes ingresados con síntomas (732) y, sobre todo, los que se encuentran en cuidados intensivos (49) son ahora un número reducido. En resumen: 

Muertes: +89 (+0,3%); 
Cuidados intensivos: -11 (-18,3%);
Pacientes con síntomas: -45 (-5,8%);
Total de casos nuevos: +1.408 (0,6%); Hisopos diagnósticos: -1.247 (-0,7%); 
Total de hisopos: -137 (-0,05%). 

"En este contexto -dice Nino Cartabellotta, Presidente de la Fundación GIMBE- no debemos confundir la descongestión progresiva de los hospitales con la reducción a cero de las hospitalizaciones". "De hecho, los datos sobre los pacientes admitidos con síntomas y en cuidados intensivos se refieren al número de camas ocupadas, pero no nos permiten saber el número de pacientes admitidos y dados de alta, por recuperación o muerte. Además, algunas Regiones ya no cuentan los casos de hisopado negativo entre los pacientes hospitalizados, subestimando la carga hospitalaria global relacionada con COVID-19 -dice la nota de la Fundación GIMBE-. Dada la estabilidad en el aumento de nuevos casos diagnosticados en la última semana en comparación con la anterior (+20), se documentan amplias variaciones regionales: en 8 Regiones los casos están disminuyendo, en 11 casos están aumentando y en 2 se mantienen estables. Hubo un aumento de los casos en el Véneto (+172) y una reducción en Lombardía (-184) y hubo aumentos moderados en Liguria (+44), Toscana (+30) y Campania (+28) y disminuciones en Lacio (-46) y Piamonte (-35)".

"Como indicador de la propagación del contagio -explica Cartabellotta- hemos evaluado la distribución geográfica de los 12.248 casos activos al 21 de julio, es decir, los casos "actualmente positivos" según el nombre de la Protección Civil". El 57,2% se concentra en Lombardía (7.010); otro 29,5% se distribuye entre Emilia Romaña (1.297), Lacio (881), Piamonte (813), Véneto (624); los 1.623 casos restantes (13,3%) se distribuyen en 16 Regiones y Provincias Autónomas. Parametrizando los nuevos casos a la población residente, las Regiones que en la semana del 15 al 21 de julio registraron el mayor incremento por cada 100.000 habitantes son Emilia Romaña (5,99), Véneto (5,12), Liguria (5,09) y Lombardía (4,07). 

Una lectura general de los datos muestra un cuadro epidemiológico de la circulación del virus endémico con un aumento constante de nuevos casos en las últimas semanas, principalmente relacionados con nuevos brotes y "casos de retorno" del extranjero. "Para el manejo óptimo de esta fase de la epidemia -concluye el Presidente- siguen siendo indispensables tres estrategias. En primer lugar, mantener los comportamientos individuales recomendados: desde las medidas de higiene personal hasta el distanciamiento social, desde el uso de la máscara en lugares públicos cerrados, o al aire libre cuando no es posible mantener la distancia mínima de un metro, hasta evitar las reuniones. En segundo lugar, continuar con una rigurosa vigilancia epidemiológica para identificar y aislar los brotes. Por último, reforzar las actividades de ensayo en los aeropuertos a fin de contener los casos de devolución".