Los principales indicadores sanitarios del COVID-19 en Panamá, vale decir, el índice de reproducción efectiva y la velocidad de duplicación de la enfermedad empeoran. No obstante ello, las autoridades evalúan la apertura del tercer bloques de actividades comerciales.

Según las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA), el incremento en la detección de casos positivos en Panamá es el resultado de la puesta en marcha del plan agresivo de pruebas en todo el país.

Ello ha permitido, no solo la detección de más casos, sino la búsqueda activa de contactos y el seguimiento médico.

Esto según las autoridades de Salud es el preámbulo de reapertura del tercer bloque. En él se incluye el comercio al por menor, lo que involucra mayor movilidad de personas.

El MINSA analiza el mecanismo de reapertura y si será por tipo de actividad.

El indicador de reproducción efectiva (RT) que la semana pasada estuvo en 1.4 pasó a 1.6. Mientras que  la velocidad de duplicación de la enfermedad que estuvo en más de 20 días ahora es de 18. Esto mantiene en alerta a las autoridades, en función de la capacidad hospitalaria para atender a los pacientes.

El MINSA recalca que el contagio y la propagación de este mortal virus se previene con el distanciamiento físico y respetando las medidas sugeridas. Se insiste en el uso de mascarillas y el lavado frecuente de manos.