Fueron publicados los resultados macroeconómicos del primer trimestre del 2020 y la verdad es que son peor de lo que me esperaba.

Empezamos de por si el año algo más lento que el 2019 y llegó la pandemia, que cierra escuelas a partir del 11 de marzo. Toque de queda a partir del 17 y finalmente cuarentena total a partir del 25 de marzo de 2020.

La situación de los sectores productivos.

La dinámica económica de Panamá se basa en 5 sectores de la economía que representan casi el 65% del PIB, a saber: Transporte, Construcción e Inmobiliarias, Intermediación Financiera, Comercio y Manufactura.

Ya el comercio venía registrando inestabilidad en los últimos años, siendo un sector muy sensible a los alti bajos de la economía. Ahora obviamente afectado por la cuarentena total en el país.

El sector transporte, se ha seguido moviendo un poco más gracias al clúster del Canal de Panamá. Sin embargo el transporte terrestre se ha visto disminuido y el movimiento aéreo de pasajeros se paralizó.

El sector de intermediación financiera sigue funcionando, aún cuando con menos sucursales bancarias abiertas, gracias a la banca en línea y  transferencias de fondos de forma electrónica.

La construcción, estuvo completamente parada hasta que se decretó la apertura de las fases 1 y 2 (proyectos de gobierno). Sin embargo, con la vuelta a la cuarentena, no se espera un movimiento en las construcciones privadas, por lo menos por el momento.

Salvo la de productos alimenticios y de limpieza, la manufactura estuvo 100% parada, hasta que  abrieron las fases 1 y 2.

El desempleo.

Aún no tenemos indicadores de desempleo para marzo del 2020. La estimación nos toca hacerla en base a la cantidad de empleados en suspensión de contratos, que ya va por 250,000. A ello hay que sumarle otros tantos desempleados del sector informal. Agreguemos 150,000 desempleados previos a la pandemia. Siendo así, considero que debemos estar alrededor de unos 650,000 desempleados en este momento, lo que se traduce en un desempleo de aproximadamente el 30%

La cifra asusta, pero que pudiera mejorar rápidamente con la apertura de las fases 3 y 4, a tal punto que si ocurre en Julio, la medición del desempleo en agosto pudiera estar como en un 15%. Sin cifras oficiales, todo esto es proyección.

La inflación.

Con respecto a la inflación, solo tenemos resultados hasta el mes de febrero.

Por efecto de la cuarentena pudiera inferir que no ha habido movimiento de precios, salvo los fenómenos de sobreprecios en productos de extrema necesidad (i.e. limpieza y salud).

Por otro lado, la caída del precio del crudo conllevó a la reducción de precios en el combustible en el período marzo/mayo y esto si tiene un gran efecto en el IPC y la inflación.

Para el mes de febrero de 2020, la inflación se encontraba igual que en el 2019 (que finalizó en -0.8% respecto al año anterior).

En cuanto a los sectores, los que mas redujeron precios fueron: los servicios de recreación y cultura con un -1.4%. Los servicios de comunicación con un -1.0%. Alimentos y Bebidas no alcohólicas con un -0.9%. Artículos de vestir y calzados con un -0.5%. Artículos del hogar con un -0.3%, todos con respecto al mismo mes del año 2019.

El PIB

Los resultados del primer trimestre del 2020, en cuanto al PIB, que incluyen los primeros días de toque de queda y luego cuarentena, no son buenos.

Se reporta un incremento de tan solo el 0.4%, que es el peor crecimiento trimestral desde el 2001.

Si esta caída fue grave, la del segundo trimestre va a ser catastrófica.

Mis proyecciones nos ponen en una caída del 30% con respecto al 2do trimestre del 2019. Dependiendo de cuándo podamos trabajar libremente, pudiéramos tener unas caídas mas atenuadas para el 3er y 4to trimestre.

Sin embargo, de mantenerse la recesión, vamos a decrecer un 10% para el año completo.

Hay sectores ganadores en la crisis.

En el primer trimestre del año el gran ganador fue el sector minería. Creció un 104% con respecto al 2019. Sin embargo, al haber cerrado durante la mayor parte del 2do trimestre, experimentará ahora un decrecimiento.

El sector agricultura creció un 6% en el mismo periodo. Preveo un crecimiento igual o mayor para el segundo trimestre, ya que es uno de los pocos sectores que se mantuvoactivo y ha dado la cara para resolver los problemas alimenticios en la cuarentena.

El sector transporte es el tercer sector que crece a un ritmo decente, un 4.4% con respecto al 2019. El transporte terrestre se ha mantenido trabajando en la cuarentena. Mueve mercancías, especialmente alimentarias, para mantener la cadena de oferta funcionando y satisfacer las necesidades básicas de la población.

El transporte aéreo se paralizó a finales del mes de marzo con el cierre del aeropuerto de Tocumen, y no se prevé una apertura hasta el mes de agosto. Pero el transporte marítimo ha seguido operando. Se mantiene  así el ritmo de importación de los insumos necesarios para subsistir en cuarentena.

El Canal de Panamá

Creció en peajes, básicamente por el cambio de tránsitos panamax a neopanamax. Pagan más peaje promedio por barco que pasa por el Canal ampliado. Sin embargo, en cuanto a número de tránsitos totales, se registró una disminución de como 100 en los primeros 4 meses del año.

El Administrador de las ACP vaticina un descenso en los peajes por la incertidumbre del comercio internacional, así que no podemos esperar un crecimiento para el segundo trimestre de acuerdo a estas expectativas.

Otros rubros que crecieron.

Entre los otros sectores que crecieron algo en el primer trimestre de 2020 tenemos a:

  • Salud y servicios sociales: crece un 3.8%
  • Servicios públicos: crece un 1.3%
  • Enseñanza: crece un 1.0%
Sectores con marcadores negativos.

El sector construcción cae un 6.9%, algo que no veíamos desde el 2001. Aunque empezó a funcionar con algunos proyectos en la 2 fase, no creo que pueda mejorar en todo el 2020. Y, peor aún, cuando el propio sindicato va a ser el causante de que menos empresas puedan regresar a prestar servicios e iniciar proyectos.

El sector turismo marca un decrecimiento del 5.2%. Ya estaba afectado Pre-Covid 19 y seguirá siendo un sector de difícil recuperación hasta el otro año. Aun cuando salgamos de la cuarentena, no veo un incremento del turismo externo, por lo que tendríamos que apoyarnos totalmente en el mercado interno. Habrá que incentivar al cliente para que desvíe su atención, 100%, hacia el interior del país.

El sector pesquero también decrece un 4.9%. Venía en descenso año tras año a causa de la disminución de las exportaciones y la incapacidad de competir con las importaciones. No veo que su situación cambie para el segundo trimestre ni para el resto del año.

La manufactura de igual modo  registra un indice de -3.9%.  Sin embargo, el desabastecimiento de productos de limpieza y aseo foráneos, permitirá que éste revierta ese decrecimiento antes de que concluya el año.

Panorama para lo que resta de año.

Como notamos, el panorama para el resto del 2020, luce complejo. El PIB, el desempleo y la Inversión Extranjera Directa, no arrojan un buen pronóstico.  Nuestro esfuerzo será fundamental  para poder revertir de alguna forma el decrecimiento causado por la pandemia.

Confío que se así se hará para tener un mejor año económico 2021, ojalá con una inflación de menos del 1%, un desempleo de máximo 7% y un crecimiento del PIB del 4%, que nos pudiera poner de nuevo a niveles del 2019.