Panamá adoptó medidas de prevención y evacuación ante el inminentes efecto que provoca el paso por la región del Huracán IOTA, mientras todavía coordina labores para mitigar el desastre que provocaron las lluvias del Huracán ETA.

El Gobierno de Panamá a través del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial desalojó a las familias que corrían peligro por un deslave en las cercanías de la escuela Martin Luther King, en el distrito de San Miguelito.

El ministro Rogelio Paredes explicó que tomando como referencia la situación acaecida con el huracán ETA y para prevenir desastres con la tormenta Iota se ha decidido remover a las familias que estaban en zona de riesgo.

"Nos hemos anticipado, es una acción rápida y anticipada. No se avisó que sería hoy, pero la gente ha cooperado hacia albergues o lugares con familiares o el MIVIOT se encargará de resolverles su lugar de habitación", manifestó.

A pesar de las lluvias incesantes, personal del Ministerio de Obras Públicas (MOP), 13 empresas constructoras al servicio del Estado y unos 212 equipos pesados, lograron habilitar el 60% de las vías afectadas.

En Panamá las autoridades todavía continúan en labores de búsqueda de personas desaparecidas. En Bambito, provincia de Chiriquí, 14 bomberos realizan labores de búsqueda en el río, mientras que en la Finca Morgan y Morgan dos unidades participan junto a otros rescatistas en la búsqueda de personas reportadas como desaparecidas.

También se han establecido equipos de monitoreo ante posibles efectos de IOTA en coordinación con entidades gubernamentales y creando planes alternos de contingencia direccionado a las comunidades en riesgo y amenaza de inundación.  

Actualmente Panamá ha decretado Alerta Roja para las provincias de Chiriquí, Bocas Del Toro, Veraguas y la Comarca Ngobe Buglé y alerta amarilla para el resto del país. Todo ante el inminente paso en las próximas horas del Huracán IOTA que golpeará de forma directa a Honduras y Nicaragua.